A la mitad del periodo de campañas políticas de este proceso electoral que culmina el 4 de junio, ya encontramos señales de cuáles serán los candidatos que lleguen a la meta con opción ganadora. Son diez candidatos a la alcaldía Xalapeña, pero obviamente no todos alcanzan el rango de competitivos, ya porque son poco conocidos, o bien porque el partido que los postula carece de estructura para acercarlos a la gente. Tres son candidatos por la vía independiente, pero la Ley está diseñada más para ponerles obstáculos que para estimular su participación, no se les ve ni se les oye. De los siete con partido, acaso cuatro con matices de por medio llegarán a la recta final con probabilidades de triunfo; pero en una contienda electoral la voluntad ciudadana decide el resultado, ¿para qué adivinar lo que pronto sabremos con certeza?