Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Es fácil ser bueno; lo difícil es ser justo.” – Víctor Hugo.

Con la detención de María Georgina Domínguez Colío, conocida como la “ViGina o la Gina” otrora poderosa vice gobernadora en tiempos del reo Javier Duarte, quien tuviera la osadía de sentirse una especie de deidad, que tomaba en sus manos el destino de medios, comunicadores y todo aquel que osará dedicarse a la profesión de informar, -de la que por cierto, todo parece indicar, ni con cedula profesional cuenta, pues al parecer también incurrió en el delito de falsedad de profesiones-, provoca que el rumbo en la aplicación de la justicia, comienza a tomar otro cariz.

La detención de Domínguez Colío evidencia dos cosas, la primera que en Veracruz, se acabaron los tiempos en donde podían andarse por las ramas sin que las acciones tomaran consecuencias, y segundo, confirma que el presidente del Comité Directivo Estatal, Renato Alarcón Guevara simplemente desatendió la sugerencia de deshacerse del lastre que representaba la ex vocera de Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo, quien también terminará en la cárcel por sus actos de corrupción y nexos con el crimen organizado, de la Fundación Colosio Veracruz, a la que ahora ha dejado acéfala y manchada, tras colocar a tan desprestigiada dama.

Con la caída de la Domínguez, otro personaje de muy enlodadas plumas está tragando gordo como se dice en el populacho, y es que el que se dijera “Cisne” resultó ser toda un ave de carroña que de blanco plumaje no tuvo nada.

Alberto Silva Ramos, el que presumía ser el hombre más cercano y apreciado por Javier Duarte, hoy intenta evadirse de su nexo afectivo y de amistad con él, haciendo como que ni la virgen le habla.

Agazapado, escondido, y humillado pasa sus días en la Cámara de Diputados Federal en un intento por no hacer olas, para que de ser posibles, bajen los hedores que desprende todo ese cuerpo legislativo –representado en la fracción priista veracruzana- la cual tarde que temprano habrá de ser puesta tras las rejas, pues en su mayoría fueron los cómplices y beneficiarios del olvidado reo guatemalteco.

Su oronda estirpe lo pone desde hace mucho en el ojo del huracán, ligado a grupos criminales a través de su hermano, quien fuera el representante jurídico del Francisco Colorado hoy detenido en una prisión federal de los Estados Unidos en Texas por ligas con el crimen organizado, el que se atreviera a retar y a humillar en redes sociales al hoy gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, simplemente, acusa amnesia.

Ese mismo que empleará a pseudos comunicadores para el trabajo sucio, como al tal Julio Hernández, el otrora defensor de Javier Duarte de Ochoa, de El Cisne y de Juan Manuel del Castillo; inquisidor de la periodista columnista Marijose Gamboa, todo un texto servidor, que se sabe ha caído tan bajo, por no tener chamaba ya con el PRI, que ahora anda mendigando trabajo en el sur de Veracruz con el PAN.

La forma por demás cobarde con la que se condujo lo orillaron a irse a incrustar en la campaña a alcalde del aspirante del PAN-PRD, Nicolás Ruiz Roset, según haciendo trabajitos, ya nos imaginamos las marranadas que ha de andar haciendo este sujeto. Seguramente su actual jefe no conoce la trayectoria de este tipejo, que ahora que lo tiró el PRI, se fue a refugiar con la oposición –vaya cachaza de tipejo-, por lo cierto es que de caer el Cisne sin plumas éste mequetrefe también se va en la bola directo a Pacho Viejo.

Por cierto que gracias a la afamada periodista Claudia Guerrero en una publicación en su red social en Facebook se pudo saber que Silva Ramos está en ese proceso de cambiar de vida, de olvidar el pasado y de ser posible reiniciar de nuevo, quizá por ello, la acuciosa columnista deja ir el comentario de que todos están invitados a la boda religiosa que el próximo 19 de agosto del presente año y que habrá de celebrarse en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Tuxpan en donde el aun diputado se habrá de unir con la joven Cyndi Paola Virues Rodríguez, 19 años menor que el, quien fuera su asistente personal en tiempos de bonanza y que ahora pudiera convertirse en la señora del “Totol sin plumas”, si es que le da tiempo.

Y es que se sabe que la instrucción de las más altas esferas del poder federal, tienen marcado el nombre de Silva Ramos, por haberse osado pasar de vivo con el mismísimo presidente Peña Nieto, y que en antaño subía fotos de su cercanía con el gracias a su relación cercana con Aurelio Nuño Mayer titular de la Secretaría de Educación Pública.

Los señalamientos contra Silva por la conformación de empresas fantasmas y por el desvío de recursos a su paso por todas las dependencias donde hozo posarse alcanzan los cuatro mil millones de pesos, quizá por ello, será este mismo lunes cuando el fiscal General, Jorge Winckler habrá de solicitar el desafuero de tan connotado personaje.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx