Veracruz- 2017-05-1009:29:35- MagdaZayas Muñoz/ “Yo voy por la gubernatura en 2018”, refiere el senador priista José Yunes Zorrilla, refiere qué hay ocasiones en las que el silencio es la respuesta más apropiada, así es que esa tibieza que le adjudican no le preocupa pues precisa qué hay estilos diferentes de hacer política y el suyo es la prudencia y los hechos, más allá de lanzar acusaciones o volverse contestatario de cuanto personaje opositor.

Cabe mencionar que el lunes de esta semana Héctor Yunes Landa confesó que buscará la candidatura para gobernadoren el 2018, a pesar del presunto acuerdo que  hizo con Pepe Yunes para que el primero fuera candidato en las elecciones pasadas, y el segundo en laselecciones a celebrarseelpróximo año.

El protagonismo no suele ser siempre el mejor aliado, ataja Yunes Zorilla quien considera que en junio, una vez concluido el proceso electoral para elegir alcaldes, prácticamente estará iniciando la carrera por la gubernatura.

Se le cuestiona sobre un audio que circula donde la exdiputada Octavia Ortega, lo califica de ser un tibio (por decirlo de manera moderada y educada, porque la expresión de la expresidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso Veracruzano va más allá) y el responde que le tienen sin cuidado, pues son los hechos y no las palabras, los que hablan.

¿Entonces no se considera un político caracterizado por la tibieza?

-Son estilos, hay para quienes la estridencia es su prioridad y hay quienes la evitan, yo tengo muy claro el concepto de prudencia y esperar los tiempos indicados para hablar.

¿Qué opinión le merece lo aparentemente expresado por la exdiputada Octavia?

-Se trata de un audio, donde se escucha una voz que hace referencia a mi persona; yo lo contextualizo en medio de la definición de la candidatura al gobierno de Veracruz y en la guerra sucia de quienes la graban y la ponderan; me queda claro que el mérito es el trabajo y la gestión y eso lo tengo acreditado ante los veracruzanos, lo demás me tiene sin cuidado.

Apresurado en los tiempos, pues asegura que su agenda suele estar cargada de reuniones que le permiten conocer la situación de Veracruz y gestionar en beneficio de los veracruzanos, dice que el tomó una decisión hace ya más de un año, qué fue convertirse en el candidato a la gubernatura en 2018, así es que “las decisiones en mi vida, yo las asumo, sin ninguna duda y con mucha determinación”.

Reconoce que en Veracruz el escenario para el PRI es muy complicado pues existe un ánimo sumamente adverso con motivo de actos de corrupción, excesos, olvido y de más acciones que descalifican a su partido y que dificultad el camino; lo grave, comenta, es que frente a un estado de animo asociado al descuido, falta de compromisos, excesos y corrupción, los ciudadanos no escuchan, no aceptan y no quieren ver.

Es ahí advierte, donde está lo difícil, pues los veracruzanos se encuentran tan molestos, qué en no admiten más discursos, pues simple y sencillamente ya no creen, tan perdido la confianza, por lo que, las buenas acciones no bastan, ni las palabras bonitas, por ello con determinación, sentencia “mi aspiración está basada en resultados y hechos y no en expresiones bonitas” .

¡Si voy por 2018, si voy por la gubernatura! Confirma al tiempo que reitera no le preocupan las calificaciones de tibieza, pues el silencio suele en ocasiones ser la respuesta; un gobernante que actúe y no solo qué hable, es lo que necesita Veracruz, dice el peroteño.

Toma el último sorbo, respira y se aleja de la mesa para ubicarse en otra donde ya lo esperan.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO