Andrés Manuel López Obrador avisa movilizaciones para defender su supuesto triunfo en el Estado de México, en donde “la mafia del poder”, según él, le robó la elección: esa misma mafia que en Veracruz le reconoce el triunfo en importantes municipios veracruzanos. Por el lado del PRI, Héctor Yunes no descansa e inicia campaña para lo que viene. Dante deshoja la margarita porque Movimiento Ciudadano en Veracruz no despega ¿aliarse a Morena? El PRD, por instinto de supervivencia seguirá a la sombra del PAN porque juntarse con Morena lo desaparecería en automático. Y el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares triunfa al frente del PAN veracruzano con resultados que marcan un derrotero diferente al de 1997, cuando el PRI perdió 107 municipios. ¿Empate histórico?