POR SI ACASO…
Por Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez
05 de junio de 2017

*Abstencionismo inusitado
*La Utopía de Tomás Moro

DICE TOMAS Moro en su inconmensurable obra literaria “Utopía” (a propósito de las elecciones de este domingo) que: “Así, cuando miro esas repúblicas que hoy día florecen por todas partes, no veo en ellas -¡Dios me perdone!- sino la conjura de los ricos para procurarse sus propias comodidades en nombre de la República. Imaginan e inventan toda suerte de artificios para conservar, sin miedo a perderlas, todas las cosas de que se han apropiado con malas artes, y también para abusar de los pobres pagándoles por su trabajo tan poco dinero como pueden. Y cuando los ricos han decretado que tales invenciones se lleven a efecto en beneficio de la comunidad, es decir, también de los pobres, enseguida se convierten en leyes”. Publicado en 1516, “Utopía”, cuyo nombre original es en latín: “Libellus… De optimo reipublicae statu, deque nova insula Vtopiae (en español: Libro del estado ideal de una república en la nueva isla de Utopía), la reflexión filosófica no se distancia de una realidad que actualmente prevalece: la búsqueda del poder por el poder como ha ocurrido en este proceso electoral cuando los grupos que disputan el mando son capaces de todo con tal de acceder a puestos de dominio, desdeñando la democracia y sus prácticas pacíficas, porque a nadie engañan quienes, previo y durante los comicios, agredieron a otros aspirantes, les quemaron vehículos, los amenazaron y en muchos casos, hasta plagiaron familiares y balearon casas y automotores, tan solo porque quieren servir a la sociedad.

LAS CRÍTICAS encubiertas que hace Tomas Moro a la sociedad de su tiempo utilizando al personaje de Hythloday, son más que actualizables, ya que en la elección municipal de este domingo los contenientes solo buscaron procurarse sus propias comodidades y la de allegados, recurriendo a mil artimañas con tal de seguir pegados al presupuesto, pero la sociedad les ha dado una lección: mayoritariamente no acudió a votar, porque las propuestas no fueron convincentes, además de que existe la cómoda resignación de que gane quien gane “todos son los mismos”, como en aquella célebre canción popular en tono pícaro de los Hermanos Zaizar: Juan y David, identificada con el periodo de la música ranchera de la Revolución Mexicana que, entre otras cosas, señala: “Marieta, no seas coqueta, porque los candidatos son muy malos, prometen muchos regalos y lo que dan son puros palos” (bueno, le cambiamos el hombres por candidatos pero se acopla).

EN XALAPA, por ejemplo, hasta las 5:30 de la tarde la participación no llegaba al 40 por ciento, mientras que en otros sitios aumentaba sin llegar al 60 por ciento. Hay una especie de hartazgo social ante promesas incumplidas, a tal grado que la gente decidió no salir a votar o, en otros casos, lo hizo en contra del partido en el Gobierno, como en el Estado de México en donde los ataques inmisericordes contra el dirigente del Movimiento Nacional, Andrés Manuel López Obrador tuvieron efectos en contrario, ya que lejos de convertirlo en delincuente, como lo quería el PAN-PRD y PRI, lo victimizaron hasta llevarlo al triunfo en el Estado de México y a la antesala del triunfo en el 2018. Quedo demostrado que la estrategia del golpeteo ya no da resultados, y menos cuando se utiliza a tránsfugas para usarlas en contra del propio tabasqueño.

LAS ELECCIONES de este domingo han dejado un amargo sabor de boca a muchos, y aunque hasta el cierre de este espacio aún no se tenían cifras concretas –las que podrá ir leyendo en su espacio hermano www.gobernantes.com -, lo cierto es que el PAN-PRD la tenía difícil en el Puerto de Veracruz, Coatzacoalcos y Minatitlán, tres de los bastiones económicos del Estado, y de ser así, el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tendrá que entender que su política social, de seguridad y de medios de comunicación ha sido errónea. De perder el mandatario Estatal el puerto (aunque lo más probable es que no), el Comité Ejecutivo Nacional del PAN tendría que revalorarle la confianza como el gran elector, y en ese sentido no le permitirían ser la balanza que decida al próximo candidato a la Gubernatura del Estado. Yunes, ha quedado claro, cosechó un poco de lo que ha sembrado, y aunque lo más probable es que se imponga su alianza “el cambio sigue” simple y llanamente no le funcionó.

PORQUE JURAR y perjurar que no uso todo el poder del Estado para impulsar a los abanderados de su partido –y coalición- es ingenuo, además de tener la ventaja del encarcelamiento de Javier Duarte. Yunes fue formado en el PRI y como priista se comporta, y en ese sentido no haber avanzado tanto como se lo prometió, definitivamente es una derrota. Por lo pronto en el transcurso de la noche y este lunes podrá usted enterarse a partir del Programa de Resultados Electorales Preliminares (Prep) cual es la tendencia. Por lo demás, los comicios de este domingo, contra lo que se esperaba debido a lo sucedido en días previos, fueron tranquilos, y solo en algunos sitios como en San Rafael se siguió mostrando la violencia al ser baleada la casa de la candidata del PRI-Verde a la alcaldía de aquel lugar, Lorena Piñón, y aunque por fortuna no hubo lesionados, el susto fue mayúsculo así como los daños a una camioneta propiedad de la abanderada, lo mismo que a la pared frontal de su casa. Otro caso fue Papantla, donde sujetos armados con palos y piedras destrozaron un autobús donde trasladaba a personas a votar a una casilla ubicada en la comunidad El Tajín. El conductor de la unidad resultó severamente lesionado en el rostro debido a las pedradas.

EN TLACOTALPAN, también, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) reportó que detuvo a siete personas en la cabecera municipal por armar disturbios con palos, piedras y cuchillos en torno a las casillas. Los detenidos, cuyas identidades no fueron reveladas por la fiscalía, fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal. Pero la elección en general resultó aburrida aunque, lo importante es que los ánimos no se desbordaron, y pese a que la gente no salió a votar como debió hacerlo, queda claro que poco a poco a la sociedad comienzan a desinteresarle la elección de sus autoridades, aun cuando en redes sociales se insistió una y otra vez: “y luego no se quejen de los gobiernos que por apatía ganan los comicios”. Así las cosas… OPINA carjesus30@nullhotmail.com