Pierde mucha sustancia el discurso del gobernador Yunes Linares cuando refiere la lucha contra la delincuencia, después del admonitorio mensaje al Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié. Dice el gobernador que continuará la lucha contra la delincuencia y habrá mejor coordinación entre las fuerzas de Seguridad, pero acá en el llano no encontramos mucho consuelo porque al crimen organizado esa retórica ya no le infunde temor alguno. El apoyo enviado por la federación hasta el momento no ha reflejado efectividad, pues las muertes violentas, asaltos, robos a casa habitación, acontecen por doquier; Norte, Centro y Sur veracruzanos padecen el mismo síntoma de zozobra, agravado porque, a pesar del esfuerzo federativo, no se ven resultados concretos. ¿Se está perdiendo la guerra, o ya se perdió?