El órgano Electoral del Estado de Coahuila hizo entrega a Miguel Ángel Riquelme de la constancia de mayoría que lo acredita como ganador de la elección para gobernador del Estado; derrotó a Guillermo Anaya, candidato del PAN, por lo que el presidente nacional de ese partido, Ricardo Anaya, inconforme, está convocando a una nueva marcha de protesta alegando hubo fraude en la elección y adelanta que no reconocen el triunfo priista. Pero, ¿en realidad Ricardo Anaya defiende el supuesto triunfo de su candidato o asume esa actitud para “negociar” con el PRI? Si bien el balance de su gestión al frente del PAN es positivo, la cercanía de la candidatura presidencial presiona en su contra porque sus rivales en esa contienda le reprochan estos “fracasos”.