Veracruz- 2017-06-1212:17:01- Heladio Castro

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dijo no saber sobre la presunta desaparición de elementos de la Fuerza Civil en la zona de Córdoba y destacó el que la federación investigue presuntos casos de sobornos de la empresa Odebrecht en Veracruz.

Al desayunar con el periodista Armando Arrieta, víctima de atentado en semanas pasadas, el mandatario negó tener información sobre uniformados desaparecidos que previamente habría confirmado Juan Manuel Rico Gámez, Comandante de la Sexta Región Militar.

“No,no, ningún reporte. ¿Policías de qué, perdón?”, cuestionó el ejecutivo estatal.

-¿De la Policía Civil?

“No, no, ningún reporte”.

-¿No están desaparecidos?

“(Risa) No sé, realmente no sé de qué me habla…. No sé de qué me habla”, alcanzó a musitar Yunes Linares.

INVESTIGAR CASOS ODEBRECHT

En cuanto a los sobornos que se atribuyen en México a la empresa transnacional Odebrecht, el gobernador aludió a presuntos casos en Poza Rica y recordó que un caso publicado entre los años 2010 y 2013 ya apuntaban a posible corrupción en el estado de Veracruz.

Mencionó que entonces él era diputado federal y que advirtió un intento de asociación entre el gobierno del estado y una empresa brasileña, es decir Odebrecht.

“El gobierno del estado pensaba invertir 350 millones de pesos de recursos públicos en una hidroeléctrica que afectaría a una cuenca hidráulica cercana a Xalapa. Yo me opuse, era yo diputado federal en ese entonces, di a conocer este hecho.

“Qué bueno que hoy se denuncie y seguramente la Procuraduría General de la República, que está llevando a cabo estas investigaciones, dará a conocer los hechos y continuará en caso de existir delito, con la carpeta de investigación”, señaló Yunes Linares.

-¿Se investigará el caso de aquí de Veracruz?

“Si hay algún delito vinculado a alguna actividad estatal-municipal, se tendría que investigar, pero hasta este momento no tenemos ninguna información”, respondió.

PROTECCIÓN A PERIODISTAS

El mandatario fue entrevistado en un café del malecón, donde desayunaba con el periodista Armando Arrieta Granados, jefe de Redacción del periódico ‘La Opinión’ de Poza Rica, quien la madrugada del 29 de marzo fue baleado cuando llegaba a su casa en esa ciudad.

Confirmó que aun cuando el comunicador ya salvó la vida no se ha cerrado el caso.

“Todas las investigaciones se llevan a cabo con reserva, que es un tema como todos los temas prioritarios, la Fiscalía ha venido avanzando. Y Armando, como se los he dicho muchas veces, es mi amigo.

“Es mi amigo desde hace muchos años y desde hace varias semanas habíamos convenido reunirnos el día de hoy para platicar acerca del presente y del futuro. Yo le tengo un gran cariño y un gran respeto y celebro que haya salvado la vida”, expresó Yunes Linares.

Afirmó que su gobierno seguirá proporcionándole medidas de seguridad a Arrieta, al igual que todos los periodistas que las han solicitado, aunque admitió no tener a la mano la cifra de comunicadores en esa situación.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO