Ciudad de México- 2017-06-2610:08:24- Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Desde el Congreso de la Unión fue aprobado el pasado 21 de junio un punto de acuerdo donde se exhorta al presidente Enrique Peña Nieto atender de forma inmediata la grave situación de inseguridad que prevalece en el estado de Veracruz ante la incapacidad del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

La diputada federal por Coatzacoalcos, Rocío Nahle García, fue quien presentó el punto de acuerdo en el marco de la delicada situación de inseguridad que viven los veracruzanos.

A través de un comunicado la legisladora del partido Movimiento Regeneración Nacional destacó que pese a la promesa de campaña de Yunes Linares sobre combatir la delincuencia a los seis meses de su gobierno, la ola de violencia se intensificó, incluso más que en la administración de Javier Duarte.

“Los gobiernos en turno, el de Javier Duarte de Ochoa y ahora el de Miguel Ángel Yunes Linares, han sido incapaces de detener este clima de muerte y barbarie y de devolver a los veracruzanos la tranquilidad que tanto anhelan.

“A pesar de nuestros llamados y del clamor de la sociedad veracruzana, la situación actual es peor que la del gobierno anterior, ya que los índices los delictivos muestran una escalada exponencial de violencia en la entidad, aunado a la pasividad por parte de las instituciones encargadas de brindar seguridad y garantizar justicia”, destacó.

AUTORIDADES REBASADAS

Nahle García señaló que el clima de inseguridad que se vive en Veracruz es percibido por todos. Los sondeos de opinión llevados a cabo por varias instituciones revelan que la población considera a la inseguridad como el problema más importante que le aqueja hoy en día.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la entidad concentra altos índices de delitos: “en particular entre 2010 y 2015, periodo del gobernador Javier Duarte, según este sistema nacional, Veracruz es de las entidades que registra mayor número de denuncias por amenazas en el país, además de altos índices de homicidios dolosos, ataques sexuales y secuestros”.

La diputada mencionó que en Veracruz la inseguridad es un problema creciente que ya ha rebasado a las autoridades. Las extorsiones, el secuestro y la desaparición forzada son los delitos que prevalecer en el estado, a pesar de haberse puesto en marcha el mando único policial desde el gobierno anterior.

“La ola de violencia que azota a Veracruz ciertamente es consecuencia del aumento de la pobreza y del crecimiento de la delincuencia organizada, pero también se explica por la incapacidad de los gobiernos para acometer con eficacia las tareas de seguridad pública.

“La gestión de Miguel Ángel Yunes no ha sido la excepción, aun cuando en campaña decía que era experto en seguridad”, manifestó Nahle García en su punto de acuerdo.

La diputada por Morena criticó la administración de Yunes Linares al calificarla como inoperante pues “ no ha podido o ha renunciado a su función esencial de salvaguardar la vida de sus ciudadanos”.

Añadió que las autoridades han sido rebasadas y suplantadas por el poder fáctico que representa el crimen organizado, mismo que ha copado las instancias públicas en todos sus ámbitos.

“Este deleznable escenario de violencia e inseguridad habilitado por la estructura estatal, corrompida por el crimen organizado, ha creado un profundo sentimiento de insatisfacción de la sociedad veracruzana que esperaba del nuevo gobierno los resultados prometidos en un tema tan importante para la paz y tranquilidad”, aseveró Nahle.