Mientras el dirigente nacional panista, Ricardo Anaya, presume la victoria partidista en Nayarit y en Veracruz, Margarita Zavala, pre candidata panista a la presidencia de la república le reprocha la derrota en el Estado de México y que gracias a su conducción el PAN asume “todo lo que despreciamos del PRI”. Ella sabrá por qué lo asegura, lo cierto es que en el balance Anaya puede informar de un aumento en el territorio nacional gobernado por el PAN y pudiera repetir lo que dijo Felipe Calderón, esposo de doña Margarita: “Haya sido como haya sido. Pero lo que está en juego en ese diferendo es la candidatura del PAN a la presidencia y por tal motivo es la crítica, porque finalmente la expansión panista servirá a quien vaya a postular el PAN.