Pareciera que los veracruzanos no ganamos ni para vergüenza: primero, Duarte de Ochoa, junto con Fidel, nos ponen en la mira nacional soportando gobiernos de corrupción indescriptible, ahora, la diputada Eva Cadena vuelve a ponernos en el ojo del huracán haciendo que los ojos de la nación converjan hacia Veracruz. Como se vea: el asunto de la “Recaudería” se enmarca con fuerte acento en el cierre del proceso electoral 2017, y después de este evento se transitará por comentarios y análisis del resultado del diferendo ciudadano, y a continuación volver a voltear hacia nosotros con la llegada a México del recluso prototipo de lo que no debe hacerse en la función pública, Javier Duarte. Pero no está de más recordar que Veracruz y su gente son más que ese lamentable episodio.