Viernes contemporáneo
Por Armando Ortiz
13 de junio de 2017

Como si le faltaran acusaciones, surgen nuevas en contra de Javier Duarte de Ochoa. Esta vez Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad señaló que mediante empresas fantasma se transfirieron 3 millones 754 mil dólares a una compañía fachada de la entidad. Para estas maniobras financieras maniobró con la empresa brasileña Odebrecht. Después de tanta empresa fantasma, después de tanto desfalco, después de tantos miles de millones saqueados, quizá 3 millones 754 mil dólares nos parezcan nada, pero estas transferencias podrían ser la punta de la madeja que si se le jala se podría desenredar una operación mucho más grande. Hay que recordar que Javier Duarte hizo al menos dos viajes a Brasil, uno en 2010 y otro en 2013, y que esos viajes los hizo para tratar asuntos con la constructora Odebrecht. En esos viajes se llevó a su esposa Karime y a su íntimo Moisés Mansur, el que lo heredará cuando muera. Se comenta que esos viajes fueron de puro lujo, con fiestas interminables de alcohol y excesos diversos. Uno de los invitados a esas fiestas era por supuesto Marcelo Odebrecht, uno de los empresarios con quien Duarte hizo negocios y que ya está en la cárcel, es decir, ambos están en la cárcel. Por cierto, también Peña Nieto estuvo en esas negociaciones con Marcelo Odebrecht, pero Peña todavía no está en la cárcel.

Cinthya Lobato y la transparencia en el Congreso

Finalmente, lo que haga la diputada Cinthya Lobato en su afán porque se trasparenten los recursos del Congreso del estado estará bien hecho. Si bien el exabrupto que tuvo frente al diputado Sergio Hernández le salió más de la víscera que de la razón, ahora en el proceso de denuncia que lleva a cabo ante la Fiscalía General del estado tendrá que hacer a un lado su apasionamiento y brindar elementos probatorios para contribuir a que la verdad salga a la luz. Señala la diputada que “en el Congreso nos toca hacer lo correcto. Tenemos que trabajar por la transparencia. El gravísimo problema que tiene el Congreso de Veracruz es el uso discrecional de los recursos públicos. El gasto no está etiquetado a áreas específicas lo que da origen a que se haga un uso discrecional”. Si hay ese uso discrecional que se demuestre, que se detenga y que se corrija. Pero si las cosas marchan correctamente, también que se diga. La diputada panista ya lo ha dicho, ni va a renunciar al PAN ni piensa dar razones para que la expulsen.

A la gente basura; también hay que ponerla en su lugar

Las personas que viven cerca de algún arroyo o río, y que lo visitan con frecuencia no caben en su indignación cada que encuentran basura arrojada a las aguas del río. Otros la arrojan en los márgenes, otros en el camino. La gente arroja basura en los ríos, no se puede creer.

El manejo de los desechos sólidos para muchas personas es un verdadero problema. Hay quienes sin que suene la campana del camión recolector de la basura, dejan sus desechos en una esquina esperando que el camión pase y lo recoja. No entienden que esa basura a la intemperie es visitada por los perros callejeros que la sacan de sus bolsas y la desparraman en la calle. En ocasiones hay pepenadores ambulantes que se llevan lo reciclable, pero algunos no tienen la precaución de cerrar bien los recipientes de donde tomaron los objetos. Esa basura desparramada es llevada por los ríos que forma la lluvia hasta el desagüe, donde taponean las tarjeas, originando verdaderas inundaciones.

Entonces nos quejamos de que las autoridades no hacen nada por solucionar el problema de las inundaciones, sin embargo, no hacemos nada por concientizar a los vecinos de darle el manejo correcto a los desechos sólidos. Hay mucha gente basura, mucha gente a la que no le importa arrojar sus desechos a la calle o a los ríos. A esa gente es a la que hay que llamarle la atención, hay que ponerla en su lugar, aunque se enojen, porque como son gente basura, pues se indignan y se enojan.

aortiz52@nullhotmail.com