A ciencia cierta
Por Juan Carlos Andrade-Guevara
13 de junio de 2017

La filtración de las álgidas conversaciones entre la diputada Cinthya Lobato y el coordinador de los diputados Sergio Hernández en la LX legislatura es un asunto que rebasa la política interna de los partidos o del Congreso del Estado.

Para la diputada Lobato se trata de un asunto que atañe a sus funciones legislativas como garante en la aplicación de los recursos públicos que todos nosotros aportamos vía nuestros impuestos. Se trata también de conocer en qué se gastan los millonarios fondos que se autoasignan nuestros flamantes legisladores.

Y es que los millonarios recursos  que manejan los diputados en  el congreso deberían ser para impulsar leyes, consultas públicas, foros, convenios de colaboración con instituciones académicas y de la sociedad civil en temas jurídicos y de derechos humanos, no para el dispendio y manejo discrecional que los diputados hacen del presupuesto.

De los diputados en esta legislatura no hemos sabido gran cosa. No se conoce de alguna nueva legislación sobre transparencia, sobre derechos humanos o acceso a la información. Tampoco que se esfuercen demasiado por generar leyes vanguardistas para tutelar nuestros derechos, a la salud, a la educación, a la seguridad y al medio ambiente sano. Por el contrario, corruptelas como la denunciada por Cynthia Lobato han sido el lugar común entre los diputados de Morena y ahora del Partido Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

Es una pena que no haya sensibilidad política en los legisladores estatales respecto a los difíciles tiempos que vivimos los veracruzanos, sin empleo, sin fondos para las pensiones de los adultos mayores, sin medicamentos en las clínicas, sin becas para los estudiantes destacados.

Parece que los políticos nuevos y añejos no tienen interés en el servicio público, en trabajar para el bien común, en salvaguardar las instituciones que le dan vida democrática a nuestro país. Les interesa si, vivir y vivir bien del erario y hacer su guardadito para el resto de sus vidas.

Los ciudadanos debemos respaldar a quienes, como la diputada Lobato, se atreven a enfrentar el estatus quo del poder y denuncian las corruptelas al interior del mismo, seguramente con consecuencias, con reprimendas del más alto nivel.

En una parte de la discusión filtrada se escucha a la Diputada Lobato argumentar y defender los recursos que hacen falta para nuestra Universidad, una universidad que sigue sintiendo los embates de los políticos que le regatean los recursos a los que tiene derecho, no como una concesión, sino como una encomienda derivada de nuestra propia constitución.

Es hora de que los ciudadanos levantemos la voz. Necesitamos estar al pendiente de todas las acciones, todas las iniciativas, todos los actos de cada uno de nuestros legisladores y políticos que ahora nos gobiernan. Ello también implica el respaldar a quienes hacen bien el trabajo para el que fueron electos y muestran cierta congruencia con su hacer y pensar, en beneficio de las instituciones, en beneficio de la gente.

Es una pena para los veracruzanos el no tener escapatoria. Acabamos de elegir un gobierno de transición para terminar con el despilfarro y desfachatez del gobierno priista encabezado por Javier Duarte y este gobierno está saliendo igual o peor que el anterior, parece que entramos de Guatemala a guatepeor. Ya no sabemos si extrañamos al anterior gobierno o queremos que estos infames se vayan ya mañana. Largos se nos están haciendo estos dos años.

 Hago un llamado a la sociedad civil a respaldar públicamente a la Diputada Lobato y estar cerca de las indagatorias que los órganos de fiscalización realicen sobre la forma en que el poder legislativo se gasta el dinero de los veracruzanos. Basta ya de tanta impunidad, tanta opacidad y tanta corrupción.

AUDIO DE CINTHYA RECLAMANDO