El Partido Nueva Alianza tiene futuro político, así lo asegura Luis Castro Obregón, su dirigente nacional, “estamos creciendo”, señala, quizá para referirse al inesperado número de municipios en los que obtuvo el triunfo el 4 de junio. Además, presume que el PANAL está preparado para participar sin alianza en la elección de gobernador en 2018 y para la Presidencia de la República. Pero Castro Obregón aparte de blofear pudiera estar dando lectura errónea al resultado electoral, pues si bien su partido ganó en 17 municipios veracruzanos debiera profundizar en saber si fue la organización o sus candidatos quienes alcanzaron la victoria. Por otro lado, es obvio que para 2018 el PANAL jugará al ritmo que le marquen los acontecimientos y se lo permita la red de sus poderes fácticos, y no correrá el riesgo de perder el registro.