Bien por el proyecto de rehabilitación de la céntrica calle Enríquez de esta ciudad proyectada para ser concluida en cuatro meses, y ojala así sea porque el uso común de la obra pública es de casi el doble de lo que se anuncia. En apariencia la calle no requiere tratamiento alguno, habrá que esperar el antes y el después para opinar con objetividad si el gasto valió la pena, pero ojala el cambio sea sustancial porque si es solo cosmético será un recurso gastado solo para la exhibición política del alcalde, porque a la vista están muchas colonias de este municipio cuya infraestructura urbana brilla por su ausencia.