En Guerrero el Fiscal del gobierno estatal, Javier Olea Peláez, señala al Diputado Saúl Beltrán Orozco como el líder de Los Tequileros, que controla los hilos del crimen en la región de San Miguel Totolapan: “…El Tequilero’ número uno se llama Saúl Beltrán Orozco, punto, pero tiene fuero”. Gozan también del privilegio del fuero Tarek Abdalá, Silva Ramos, Benítez, Del Castillo, y otros diputados más, una figura mal interpretada en nuestro sistema político que la clase dirigente privilegia en defensa propia, a costa de la estricta aplicación de la justicia.  En México el Fuero es privilegio y muralla tras la que asoma la impunidad y el fomento al crimen.