Xalapa- 2017-06-1120:17:50- Jesús Ruiz/ El ex candidato del PRI a la gubernatura del Estado y actual senador de Veracruz, Héctor Yunes Landa, habría gastado mil 300 millones de pesos en las elecciones de 2016.

Esto pese a que el tope de gastos de campaña era de 87 millones 183 mil pesos, superando ampliamente dicha cifra.

El presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana del Senado, es mencionado en un audio que comenzó a circular en redes sociales.

En la grabación se escucha aparentemente al ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, narrando cómo se utilizó el dinero público para la campaña del priísta por un monto de hasta mil 300 millones de pesos.

De acuerdo con el ex funcionario del gobierno de Javier Duarte ese dinero fue gestionado pero no fue aplicado para la compra del voto, lo que llevó al PRI a la derrota en la elección a la gubernatura del año pasado.

En la que se presume que es la voz de Bermúdez Zurita se asegura que tan sólo al entonces líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, se le pagaron entre 530 y 580 millones de pesos “para su programita”, apuntando que había mucha tensión por cumplir con ese pago y cumplirlo rápidamente.

La petición de Héctor Yunes Landa al gobernador Javier Duarte de Ochoa era de 2 mil millones de pesos para la campaña, pero finalmente todo quedó en mil 300 millones, según el audio que se puede escuchar en la liga: https://www.youtube.com/watch?v=o373Mn-DgFk

El ex secretario de Seguridad Pública, actualmente recluido en el penal de Pacho Viejo, deja en claro que él como funcionario no movió el dinero para el proceso electoral.

“Nunca lo moví, sólo lo protegí con una patrulla cerca”; “eso sí lo hicimos como institución, repartir dinero, ahí sí, no”.

Conforme a los datos que él tenía, los encargados del candidato Héctor Yunes para manejar el dinero para la movilización el día de la jornada electoral, fueron Fernando Vázquez Rigada quien se desempeñó como asesor del PRI; y Francisco Mora Domínguez.

De igual forma, fue el propio gobernador Javier Duarte de Ochoa quien se encargó directamente de ese tipo de gastos.

“Él daba la movilización por eso tanta discrepancia y tanto choque, aparte, aparte lo personal”.

En el análisis hecho, por Arturo Bermúdez deja ver que el dinero no fluyo como debía hacerlo durante la campaña, pero sí hubo dinero.

“Esa es la pregunta, dónde quedó el dinero en movilizaciones, por qué nunca llegó lo de la estructura, por qué nunca lo pagaron a tiempo”.

Por eso, al llegar el día de la jornada electoral, resalta que desde el principio los reportes establecían que estaban emparejados PRI y PAN, pero al momento de sumarle 100 mil votos del PRD perderían, de ahí que tendrían que conseguir 200 mil votos para ganar, algo “imposible”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO