Desde el Instituto Nacional Electoral suponían que en Veracruz no había municipios en la tesitura de ser calificados como focos rojos, a pesar del elevado encono entre adversarios políticos manifestados en diferentes lugares de la entidad. Ahora, al cuarto para las doce, el presidente del Organismo Público Local Electoral, Alejandro Bonilla, señala a cinco municipios con esas características: Coxquihui, Mixtla de Altamirano, en las sierras de Papantla y Zongolica, respectivamente, en Alvarado, Veracruz y Coatzacoalcos. No son los únicos, por supuesto, porque los ánimos están caldeados y no faltará mano negra que estimule la ojeriza surgida de la lucha por el poder.