“Yo veo un Frente Amplio, con algún candidato que no sea militante de ningún partido, porque de lo contrario se dificultaría esa posibilidad”, señala y no sin razón Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial panista en 1994. Ciertamente, un Frente pluripartidista enfrentaría la dificultad sobre un candidato de consenso porque cada partido querría proponer al suyo. Ya todo es futurismo puro, atrás queda la solución de los problemas sociales porque gobiernos y partidos solo tiene visto el objetivo de ganar la presidencia en 2018.