Xalapa- 2017-06-0514:33:46- Leticia Cruz/ El gobierno veracruzano, que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares, y el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, no protegen la naturaleza, por le contrario, aprueban proyectos para destruirla, deploraron ambientalistas.
Este 5 de junio fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Día Mundial del Medio Ambiente, por lo que activistas veracruzanos refrendaron la lucha por la defensa de la vida y del territorio.Y es que el estado de Veracruz es amenazado por diversos megraproyectos, entre ellos minas a cielo abierto, presas hidroeléctricas, gasoductos y extracción de hidrocarburos con técnicas nocivas como el fracking.

LA OMISIÓN DEL GOBIERNO

En ese sentido, el ambientalista Guillermo Rodríguez Curiel, integrante de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas en Defensa AMbiental (LAVIDA), ha lamentado que el gobierno estatal sea indiferente

ante los problemas ambientales que vive Veracruz, así como a la amenaza de proyectos ecocidas, lo que lo hace cómplice por omisión.

Guillermo Rodríguez Curiel deploró el silencio del gobernador al respecto, así como del resto de las autoridades estatales en materia ambiental.

LAS MINAS

El ambientalista ha enfatizado que entre esos proyectos que representan amenaza para Veracruz y sus habitantes, se encuentran las minas a cielo abierto denominadas Caballo Blanco y El Cobre.

El caso de los proyectos mineros para Actopan y Alto Lucero, son paradigmáticos evidencian que la Ley minera de 1992 está jurídicamente diseñada para atropellar ejidos, comunidades y el medio ambiente, deploró al respecto el activista Emilio Rodríguez.

Y es que además Emilio Rodríguez acentuó que en el estado de Veracruz, la Mina El Cobre, proyectada para Actopan, y Caballo Blanco, para Alto Lucero, son casos “paradigmáticos, no sólo por la vocación que tiene la región, que es agropecuaria, sino por la cercanía que hay a la Central Nuclear Laguna Verde”.

PRIVATIZACIÓN DEL AGUA

Asimismo, el ambientalsita ha señalado que el actual gobierno veracruzano ha incurrido en complicidad en torno a la privatización del agua, por lo que el Congreso del Estado debe revisar y revocar la concesión que fue otorgada a Odebrecht y Aguas de Barcelona.

Recordó que en la anterior administración estatal se pretendió realizar el proyecto de hidroeléctrica en el río Los Pescados, mismo que fue frenado debido a la presión social.

Precisamente las hidroeléctricas son otros megaproyectos que amenazan al estado de Veracruz, y que de acuerdo a lo explicado por especialistas, ponen en riesgo los recursos hídricos, la biodiversidad, así como actividades sociales y económicas de la población.

La sociedad civil organizada ha mantenido una lucha contra la hidroeléctrica en Los Pescados.

Por otra parte, en la zona centro ha prevalecido la inconformidad en torno a la hidroeléctrica de El Naranjal, en donde incluso la iglesia católica se ha sumado a la defensa ambiental.

LOS ENERGÉTICOS

A proyectos mineros e hídricos se suma el de la explotación de recursos energéeticos, lo cual ha provocado severa contaminación incluso de mantos acuíferos en el sur de Veracruz, situación que se agravará con la práctica del fracking o fractura hidráulica, para extraer gases no convencionales, han denunciado los ambientalistas.

Dicha técnica, han referido activistas como Rodríguez Curiel, es sumamente dañina para el medio ambiente y la salud humana, pues daña mantos acúiferos e implica la inyección de una bomba de químicos que sin duda tiene repercución en la salud y en la vida de diversas especies, incluyendo la humana.

Del tema también va de la mano proyectos como el gasoducto, aprobado recientemente para beneficio empresarial privado, lo cual se realizó sin consulta a la población y que implica riesgos así como la alteración del ordenamiento ecológico y urbano, de acuerdo con lo señalado por el académico Alfonso Osegueda Cruz.

Esto sin olvidar, como lo han señalado los activistas defensores del medio ambiente, de explotación de roca en Actopan y la región de Los Tuxtlas para la ampliaicón protuaria en Veracruz que a su vez se hizo sobre una parte del sistema arrecifal veracruzano.

El tema de la defensa al medio ambiente se trata de una defensa del agua, del territorio, “de la vida”, ha enfatizado Guillermo Rodríguez Curiel.

Este 5 de junio en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, conminaron a la sociedad civil a la defensa de la vida.

“Las mujeres y los hombres comprometidos con la naturaleza para cuidarla, procurarla, preservarla, cultivarla, defenderla amarla, queremos un ambiente completo y para siempre, no queremos medio ambiente.

Cabe destacar que en México el presidente Enrique Peña Nieto y el desgobernador Miguel Ángel Yunes Linares pretenden destruirla…
La naturaleza nos convoca a celebrarla para continuar disfrutándola, para esta y las próximas generaciones de vida”, manifestó Guillermo Rodríguez Curiel.

EL RIESGO DE LA LUCHA

La lucha por la defensa del medio ambiente ha implicado que los activistas sufran amenazas y se hayan registrado ataques y asesinatos, expuso al respecto el sacerdote Julián Verónica.

Y es que lamentó el religioso, los activistas ambientales se enfrentan a grandes empresas e intereses diversos que en la mayoría de los casos tienen que ver también con acuerdos con gobernantes.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO