Contraesquina Política
Por Fernando Martinez Plascencia
13 de Junio de 2017

 

Mientras Miguel Ángel Yunes Linares y Héctor Yunes Landa se baten en un duelo de poder, mientras uno busca perpetuarse y el otro busca llegar, Veracruz continúa desangrándose.

Uno busca la forma de desacreditar todos los días a este mal gobierno que no encuentra la salida por sus malos resultados, otro revira desde la fiscalía.

Es la lucha entre parientes que nadie detiene y que les quita el tiempo en las verdaderas tareas que deben tener estos representantes populares.

Uno senador y el otro gobernador, pero los dos han llevado su lucha más allá de los parentescos.

Uno lo llama pederasta, el otro le dice que será investigado por recibir dinero del gordo para su campaña.

Uno habla, la otra calla ante los medios y prefiere hacerlo desde la posición de su amigo e incondicional Jorge Winckler.

Uno dice que es el modus operandi del gobernador y no le falta razón, pero el patriarca y señor feudal contesta desde el Ministerio Público que se ha abierto una carpeta de investigación por presuntos actos de corrupción.

Quién lo diría, que Héctor Yunes fuera investigado por una autoridad ministerial, pero a eso lleva tantos señalamientos en contra de su primo.

Es cierto, al senador no le falta razón al decir y señalar que el gobernador ha sido una completa nulidad en materia de combate a la inseguridad, es el sentir del pueblo veracruzano, al menos la zona sur sigue ensangrentándose.

Ejecuciones, secuestros son de todos los días, no hay mentira cuando el pueblo dice que “estábamos bien cuando estábamos peor”. Miguel Ángel Yunes Linares ha sido un verdadero fracaso como gobernante, y cada día que pasa es un día de pesadilla para el pueblo veracruzano.

Miguel Ángel Yunes Linares ha convertido al estado veracruzano en un espectáculo, y como tal siempre trata de montar el mejor.

Héctor Yunes Landa puede comparecer o no ante la fiscalía una vez que sea citado, pero en su currículo ya hay una ruta que lo coloca en el escrutinio público que lo ubica como un sujeto que recibió dinero ilícito para su campaña.

Mire usted, esta lucha le da cierta ventaja a Miguel Ángel Yunes Linares, en sus proyectos futuros, porque si bien es cierto no ha sido el gobernador que prometió ser, ni tampoco ha cumplido con devolver la tranquilidad y la paz, lo cierto es que su lucha en contra de la corrupción ha tenido resultados favorables para su gobierno.

Tan lo ha posicionado que le permitió operar el montaje del destape de los líderes del PAN y del PRD hacia su persona, porque desde luego esto trajo la aprobación de las dirigencias nacionales.

Digamos que una parte de la sociedad avala lo que está haciendo al meter a la cárcel a tantos rateros del gobierno del corrupto Javier Duarte, y a esa parte tan sensible le saca el mejor provecho posible. Es la parte que ha fortalecido en su “programa de gobierno” para tratar de callarle la boca a sus detractores.

Uno de ellos es precisamente el senador Héctor Yunes Landa. Lo del audio de Arturo Bermúdez donde dice que el senador recibió más de mil millones de pesos para su campaña por parte del preso de Guatemala le viene a dar un respiro al gobernador, en los ataques constantes que el senador le viene haciendo.

Imagínese ahora que la fiscalía solicite a la cámara de senadores un juicio de procedencia en contra del senador Héctor Yunes para desaforarlo y enfrentar un juicio sin el fuero por el probable delito de complicidad en el desvió de recursos públicos que fueron a dar a su campaña.

No es cosa menor, y delo por hecho que el gobernador le sacará la mejor tajada posible, es el plato fuerte en su lucha contra la corrupción, es el aderezo que le faltaba.

Esto indudablemente sería un golpe demoledor en contra del PRI y de quien aspira nuevamente a ser el candidato al gobierno del estado.

Desde luego, independientemente de que una nueva derrota ya está anunciada, lo de ahora lo deja totalmente expuesto ante una sociedad cansada de tanta corrupción, y que su senador, ese que tanto ha pregonado que es incorruptible sea al final de cuentas responsable de algún hecho delictivo.

Por eso le digo, esto es material de sobra para Miguel Ángel Yunes Linares, y el mismo senador se lo está proporcionando en su lucha personal. El gobernador le tratará de sacar toda la pudrición posible al audio que está circulando para tratar de enterrar a HYL. Mil trescientos millones no es cantidad cualquiera, de ser cierto, de alguna dependencia salieron, y Héctor Yunes estaba consciente de ello. Por lo pronto, los fines mediáticos ya se empezaron a sentir en contra del senador.

Mientras tanto el pueblo que se hunda en el secuestro, las ejecuciones, la violencia, la miseria y la pobreza.