Xalapa- 2017-06-2814:12:01- Leticia Rosado /Investigadores del Centro de Investigaciones Tropicales (CITRO) de la Universidad Veracruzana (UV), solicitaron a la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, inicie el proceso de levantamiento de Acta Circunstanciada a la doctora María Reyna Hernández Colorado, actual coordinadora este organismo, a quien acusan del desvió de recursos que implicó el pago de bebidas alcohólicas al doctor Nisao Ogata Aguilar, investigador de tiempo completo dicho instituto.

Mediante un oficio enviado a la rectoría el pasado 26 de junio, los afectados realizaron de nueva cuenta acciones en contra de anomalías y actos violentos ocurridos recientemente en esta dependencia.

Dicho documento menciona que mediante la plataforma del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de datos personales, obtuvieron evidencias asociadas al desvío de recursos en la gestión de la doctora Reyna Hernández, que implicó el pago de bebidas alcohólicas dentro de los viáticos otorgados al doctor Nisao Ogata Aguilar, investigador de tiempo completo del CITRO, quien fue comisionado a París, Francia del 11 al 17 de octubre de 2015, para asistir a un simposio internacional.

“A la Rectora Sara Ladrón de Guevara, solicitamos acción inmediata ante la serie de faltas graves cometidas por la coordinadora del centro, la Dra. María Reyna Hernández Colorado”.

Afirmaron que es del conocimiento público que el investigador Nisao Ogata Aguilar, ha demostrado una conducta agresiva frecuente en el centro de trabajo, y que incluso el sábado 11 de marzo fue responsable de un “grave percance” en donde embistió con una camioneta oficial a un trabajador de la Universidad Veracruzana, porque no le permitió el acceso a las instalaciones, sin previa identificación oficial.

Los quejosos aseguran que a pesar de que en su momento dieron a conocer los hechos, solicitando la atención de las autoridades universitarias para que se aplicara una sanción ejemplar en apego a los preceptos éticos que la sustentan y en repudio a la violencia: “no tuvimos noticia de que se procedió internamente por los perjuicios que causó el mencionado investigador”.

Destacaron que la denuncia penal interpuesta por el vigilante sí procedió, por lo que el investigador fue obligado a cubrir los agravios físicos y materiales causados.

Se añade a lo anterior, que recientemente se suscitó otra nueva agresión del investigador Ogata hacia una trabajadora de la Universidad. La afectada ha realizado la correspondiente denuncia con el respaldo de su sindicato, el AFECUV (Asociación de Funcionarios y Empleados de Confianza de la Universidad Veracruzana).

“Una vez más, como trabajadores con fuerte apego institucional, estamos dando curso a nuestro reclamo por las vías que nos ofrece la Universidad, esperando que las autoridades tomen en esta ocasión cartas en el asunto y no se lacere más el prestigio de nuestra máxima casa de estudios. Agregamos también que, al estar involucrados dos servidores públicos, es también nuestro deber cívico tomar acciones mediante la fiscalía correspondiente”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO