Redacción- 2017-06-1209:35:49- La Jornada 

Cambiar el flagelo de la corrupción requiere por lo menos 40 años, afirmó el titular de la Contraloría General de la Ciudad de México, Eduardo Rovelo Pico, quien admitió que nunca se va a erradicar, sólo lo puedes mantener en niveles tolerables, pero jamás lo puedes eliminar, pues es consustancial a la sociedad.

En entrevista con este diario, señaló que las autoridades capitalinas trabajan en lo que será el sistema anticorrupción de la Ciudad de México, que entrará en vigor en marzo de 2018, para el cual, señaló, se requiere de la participación ciudadana, así como de presupuesto y voluntad política, pues de lo contrario no va a servir.

De acuerdo a lo publicado por La Jornada, para que el sistema pueda operar y funcionar, manifestó el funcionario, el marco jurídico es muy importante, pero no suficiente, pues la corrupción es un problema estructural y social, que requiere de la corresponsabilidad ciudadana y un entendimiento pleno de que se quiere transformar el statu quo en que se mantiene el fenómeno.

Es un hecho social (la corrupción) que radica en la desigualdad y está introyectado en el sistema. Generaciones vienen y van y el fenómeno allí está, porque el concepto de corrupción es amplio, se vislumbra desde distintos enfoques: antropológico, biológico, sicológico, jurídico, administrativo y político.

Por ello, añadió, se tiene que preparar a las nuevas generaciones para que vayan reconociendo este problema y que se requiere ponerle un alto, aunque, advirtió, no se va a erradicar porque es un hecho social.

Con información de La Jornada
http://www.jornada.unam.mx/2017/06/12/capital/030n1cap

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO