Ciudad de México- 2017-06-0808:25:07- Juan Cortina Gallardo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAAA), afirmó que la investigación por dumping a la alta fructosa que ingresa a nuestro país proveniente de Estados Unidos no se frenará una vez que se estableció un acuerdo para el intercambio comercial con ese país.

Pese a que calificó como “positivo” el acuerdo al que llegaron los gobiernos de Estados Unidos y México, admitió que se le resta competitividad a la industria nacional, ya que se reduce la posibilidad de enviar azúcar refinada; sin embargo, dijo que se puede vivir con eso y buscar nuevas formas de recuperar la competitividad.

De acuerdo a lo publicado por El Economista, en conferencia de prensa, el presidente de la Cámara Azucarera enfatizó que el gobierno americano, pese a su actual característica proteccionista, llegó a un acuerdo pasando por encima de su propia industria y eso crea un precedente positivo ante las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio.

Pero no por ello, advirtió, se debe dejar de lado la investigación sobre las importaciones de fructosa, por lo que demandaron al gobierno federal continuar con ellas y contar con una investigación sólida que permita tener herramientas de negociación en el futuro.

Tras señalar que ha sido un proceso desgastante, porque “en todo momento la industria azucarera americana ha estado buscando todas las formas para cerrarnos el acceso al mercado americano del país y quitarnos como competencia y el acceso que hoy México tiene”, confió en el compromiso del gobierno de Estados Unidos de llevar adelante la firma del acuerdo.

Hay beneficios para la industria mexicana

Pese a las desventajas que puede acarrear a México el acuerdo logrado, aún hay aspectos de beneficio, uno de ellos, indicó, es mantener a nuestro país como exportador, en caso de que Estados Unidos requiera más azúcar, frente a otros 40 países, “aún tenemos la ventaja de ser los primeros”.

“El mercado norteamericano es deficitario; lo peor que hubiera pasado para México es que no hubiéramos tenido un acuerdo y que nos hubieran sacado de ese mercado (el estadounidense)”, coincidieron los azucareros.

El Economista / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO