Xalapa- 2017-06-2214:29:48- Leticia Cruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Si la recesión económica que atraviesa el estado de Veracruz, no se atiende, puede convertirse en una depresión muy seria en muchas de las regiones del estado, advirtió en entrevista el economista y académico Rafael Arias Hernández.

El especialista se refirió al grave desfalco que padece el estado y en torno al cual no hay transparencia por parte de las actuales autoridades estatales. A esto se suman temas como la pérdida de empleos formales, la disminución de exportaciones de azúcar, así como el difícil panorama económico nacional e internacional, entre otros factores.

El problema es que ante ello, las autoridades estatales quieren maquillar la realidad, esto debido a que están “empachadas de elecciones, porque vamos al cuarto proceso electoral consecutivo en el estado”, y mientras ello ocurre, ni informan con claridad cuál es el real escenario económico de Veracruz, cuánto suma el desfalco, y por lo tanto no se toman las medidas pertinentes para atender el problema, enfatizó Arias Hernández.

LAS CIFRAS DE POBREZA

Al respecto, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en su informe 2015, el 310.1 por ciento de la población en Veracruz tiene carencias de acceso a la alimentación.

Las mismas estadísticas revelan que el 40.9 por ciento de la población tiene carencia de servicios básicos en la vivienda.

Asimismo, el 68.3 por ciento de la población es carente de acceso a seguridad social. En el mismo sentido, Coneval reveló que el 26 por ciento te la población en Veracruz tiene rezago educativo.

GOBIERNO DESATIENDE LO IMPORTANTE

Al respecto, el economista y académico de la Universidad Veracruzana, Rafael Arias Hernández, deploró que el gobierno estatal desatiende lo importante por enfocarse en campañas electorales.

“A estas necesidades y problemas de los veracruzanos no hay las correspondientes políticas, programas y acciones serias y consistentes. Es más, se ha pasado por el arco del triunfo la situación de recesión del estado de Veracruz”

En cualquier otro lugar cuando se habla de recesión, se activa una alarma y hay reuniones de todos los niveles para tratar de establecer estrategias para revertir el problema, pero ello no ha ocurrido en Veracruz, donde una de las características principales de este gobierno es la falta de transparencia, la ausencia de cifras precisas, de un diagnóstico serio ante el que se debe actuar, acentuó.

“Si no hay medidas y acciones para revertir esta difícil situación financiera, puede convertirse en una seria depresión económica en diversas regiones de Veracruz… La economía en Veracruz es un serio problema, no se puede pensar en rescates de la federación o extraterrestres, cuando ni siquiera se da la información, porque hay opacidad, ni hay diagnósticos ni menos la atención a estos graves problemas que hay en el estado”.