Ya tendrán tiempo los priistas para diagnosticar las causas de los desastrosos resultados electorales por los que perdieron la mitad de las alcaldías ganadas en 2003 cuando fueron 91. En Análisis Político se lee: “Gracias Américo por entregar Xalapa a la oposición”, aludiendo al desinterés del alcalde por no apoyar la candidatura priista y por su inoportuna declaración de la autorización por el ayuntamiento que preside a la Gasera del Noroeste para tender los ductos de gas natural hacia Xalapa, justo en plena campaña electoral. Esa es una factura pendiente, que no pocos ventilarán al momento del relevo en la dirigencia partidista y de las candidaturas al senado, entre cuyos pretendientes están los omisos y quienes le regatearon al PRI su participación en la reciente campaña electoral.