Quien conozca a Vicente Fox, el político, y al caudillo, Andrés Manuel López Obrador, no podrá evitar el esbozo de una indiscreta sonrisa al oír de Fox que con “sus mañas” impedirá al Peje llegar a la presidencia de la república; más aún si el desbocado Fox califica a López Obrador de ignorante, cuando ciertamente con todo y su mesianismo el tabasqueño le da 10 y las malas al señor de las botas. Sin embargo, no es menospreciable cuando Fox señala: “Le hablaré a los mexicanos del riesgo que corremos, hay estrategias y lo vamos a hacer”, porque de estrategias publicitarias sabe mucho, no por nada en el 2000 engatusó a la ciudadanía mexicana con una serie de propuestas incumplidas durante su desempeño en la presidencia. En cuanto a que López Obrador no tiene propuestas, habrá que coincidir en que el comal le dice a la olla, porque si a Fox le sobraron, al Peje le faltan.