La tendencia es reducir el financiamiento a los partidos políticos, ya la formalizó el Congreso de Jalisco al aprobar la iniciativa del diputado independiente Pedro Kumamoto, y el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz presentó iniciativa para reducir un 35% ese financiamiento y el tiempo de las campañas políticas, no fue aprobada por el Congreso pero quedó el antecedente que seguramente seguirá en otras entidades. Poco a poco, cada entidad federativa irá ejercitando esa facultad de tal manera que el Congreso de la Unión no tenga para dónde hacerse y realice la reforma correspondiente, aunque la partidocracia se oponga.