El éxito obtenido por el diputado independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto, es para para destacarse, pues en esa calidad propuso la iniciativa #SinVotoNoHayDinero, que consiste en reducir el financiamiento con recursos públicos a los partidos políticos, aprobada ya por el Congreso de aquel Estado entrará en vigor en 2019; por esa ley los ingresos de las organizaciones políticas dependerán de los votos que reciban en los procesos electorales, un gran paso para adecentar la acción de los partidos y la partidocracia. No es igual el contexto, pero ahora que en Tuxpan, Tlacotalpan y San Andrés Tuxtla los candidatos por la vía independiente resultaron elegidos pudieran ser indicadores de un avance en la conducta de los electores. Obviamente existen matices porque aquí dos de los vencedores militaron uno el en PRI, otro en el PAN, si permanecerán “independientes” resultaría irrelevante porque la importancia radica en la actitud del votante.