Ciudad de México- 2017-06-0808:33:10- El Economista

México aceptó castigos inmediatos por parte de Estados Unidos si no cumple con los nuevos “acuerdos de suspensión” firmados este martes entre ambos sobre las exportaciones mexicanas de azúcar al mercado estadounidense, que se mantendrán sin aranceles.

Según el texto signado, México aceptó sanciones significativas por violaciones, incluida una reducción en la cantidad de azúcar que se permite importar, equivalente al doble de la cantidad de azúcar que se encuentre en violación de los acuerdos modificados.

Además, el Departamento de Comercio de Estados Unidos puede aumentar esta reducción a tres veces la cantidad, si es necesario, para disuadir cualquier otra infracción.

Esta cláusula no se ha establecido para ninguno de los productos comercializados entre ambos países en el marco de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), de modo que sienta un precedente de cara a la renegociación del mismo, cuyo inicio está previsto para mediados de agosto.

De acuerdo a lo publicado por El Economista, los nuevos acuerdos de suspensión fueron firmados por Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, y Wilbur Ross, secretario de Comercio, tras llevar a cabo el cierre de negociaciones en reuniones el lunes y martes en Washington DC.

México cedió en reducir de 53 a 30% la proporción de azúcar refinada del total de sus exportaciones de ese producto a Estados Unidos, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Comercio estadounidense.

También accedió a disminuir la calidad de las exportaciones de azúcar de México de 99.5 a 99.2% de polaridad o grado de pureza de refinación.

“Esto da lugar a un aumento significativo de la cantidad de azúcar en bruto disponible para las refinerías de azúcar de los Estados Unidos, asegurando al mismo tiempo que las importaciones de azúcar refinada subvencionadas no dañen las refinerías de los Estados Unidos”, dijo el Departamento de Comercio.

El acuerdo aumenta el precio al cual el azúcar en bruto debe ser vendido en la planta respectiva en México de 22.25 a 23 centavos por libra. Para el azúcar refinado, el precio en el molino debe aumentar de 26 a 28 centavos por libra.

“Estos precios excluyen el embalaje y el transporte. Esto protegerá a la industria azucarera estadounidense del daño causado por el dumping de azúcar en los Estados Unidos”, añadió el Departamento de Comercio.

México aceptó todas estas modificaciones a condición de que se le otorgue el derecho de preferencia para suministrar 100% de cualquier “necesidad adicional” para el azúcar identificado por el Departamento de Agricultura después del 1 de abril de cada año.

Las condiciones del acuerdo

Precios: Se eleva el precio al que será vendida el azúcar mexicana en Estados Unidos; para el caso del azúcar cruda pasa de 22.25 a 23 centavos de dólar por libra y para la refinada de 26 a 28 centavos por libra.

Azúcar cruda vs refinada: Se reduce el porcentaje de azúcar refinada que puede exportarse de 53 a 30% de las exportaciones totales de azúcar. El volumen total de exportación de azúcar permitido permanece sin cambios respecto del último acuerdo del 2014.

Pureza: Se redefine el tipo de azúcar que se puede considerar como refinada para fines de exportación, por lo que México sólo podrá enviar azúcar con un máximo de pureza de 99.2%, cuando antes podía mandar producto con una pureza de 99.5 por ciento.

Castigos: En caso de que México exporte más de lo que tiene permitido, se le impondrá una reducción en la cantidad máxima permitida equivalente al doble del volumen por el que se excedió o hasta tres veces si lo decide así el Departamento de Comercio.

Necesidades adicionales de EU: México gana el derecho exclusivo de suministrar a Estados Unidos la demanda de azúcar excedente respecto de los niveles proyectados de producción por el Departamento de Agricultura de ese país.

ACUERDO AZUCARERO, LO MEJOR ENTRE LO MALO: GCMA

El pacto azucarero que establecieron los gobiernos de Estados Unidos y México “es lo mejor negociado”, frente a lo que podría venir, en caso de no hacerlo con la imposición de aranceles, de tal manera que nuestro país puede seguir exportando sus excedentes a un mercado muy conveniente por su nivel de precios respecto al mercado mundial.

Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), explicó en entrevista que “el no haber logrado un acuerdo habría implicado aranceles, que no sería conveniente para ambos países, pero sí para terceros”.

Asimismo “de no hacerlo, tumbaría el precio del azúcar, lo cual afectaría el sector cañero, pues reciben 57% del valor del precio del azúcar que se promedia de los 12 meses. En ese sentido, el sector cañero se verá en condiciones adecuadas porque actualmente el precio del azúcar y de la caña se encuentra en un buen momento”.

Con información de El Economista
http://eleconomista.com.mx/industrias/2017/06/07/mexico-evita-aranceles-eu-azucar

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO