Veracruz- 2017-06-2911:50:40- Laura Morales/Existen denuncias sólidas contra exfuncionarios del estado de Veracruz para que respondan ante la justicia por el saqueo de la pasada administración estatal, afirmó el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Lamentó que la Cámara de Diputados siga protegiendo al legislador Tarek Abdalá Saad, sin embargo, confió en que se aplique la ley una vez que Javier Duarte de Ochoa regrese a México, pues varios de sus cómplices ya se encuentran en prisión.

“Es tan sólido como que varios ya están en la cárcel y algunos otros como Tarek Abdalá tiene n solicitud de desafuero. En la Cámara de Diputados se han  negado a desaforado y tiene protección pero los casos claro que están sólidos sino no se hubieran presentado”.

Recordó que buena parte de los recursos  desviados son de fondos federales por eso la mayor parte del caso es llevado por la Procuraduría General de la República, sin embargo, también se malversó dinero estatal y la Fiscalía General del Estado libró dos órdenes de aprehensión en contra del exmandatario.

Dijo que los señalamientos efectuados por Javier Duarte desde Guatemala son intentos de enlodar su imagen ya que en ningún momento utilizó aeronaves del gobierno estatal y la única ocasión en que su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, abordó una (pero de la Secretaría de Marina) fue cuando sufrió un atentado en el año 2012.

“Es obvio que quien está en prisión y sabe que quien lo llevó a prisión fui yo va a tratar de enlodar nuestra imagen como lo hicieron en la campaña inventando cualquier barbaridad. Es falso que haya utilizado alguna aeronave oficial y como gobernador tampoco las uso. Es una locura suponer que siendo yo el principal crítico de Javier Duarte me subiera a una aeronave que él me prestara pues obviamente le hubieran puesto una bomba para que se cayera”.

Puntualizó que Duarte de Ochoa tuvo cinco años para denunciar los hechos pero no lo hizo, ante ello pidió que si tiene pruebas de sus acusaciones acuda a presentarlas ante el Ministerio Público.

Insistió en que buscan tender una cortina de humo ante el robo de miles de millones de pesos que generó una crisis financiera grave en la entidad veracruzana.

“Hoy viene con que hace cinco años  alguien usó una aeronave del gobierno pero no usó nadie nada, ni Miguel mi hijo ni nadie”, concluyó.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO