El vicecoordinador político del PT en el Senado, Miguel Barbosa Huerta exigió al Instituto Nacional Electoral que abra una investigación para decretar la disolución del PRI como partido político, por el caso del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, acusado por el desvío de recursos para actividades del partido tricolor.

En conferencia de prensa, Miguel Barbosa demandó que se finquen responsabilidades penales no sólo al ex mandatario y los integrantes de su gabinete, sino también a la dirigencia del PRI en el estado de Chihuahua y a nivel nacional.

Señaló que, aunque parezca descabellado, se debe pedir también la disolución del PRI como partido político, ya que es lo que ocurriría en cualquier otro país del mundo frente a este tipo de situaciones.

Además, Barbosa Huerta lanzó un reto al presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, para que salga a dar la cara y siga hablando de honradez y atacando a otras fuerzas políticas.

El senador por el PT afirmó que el desvío de recursos se encuentra en el ADN del PRI, por lo que anticipó que habrá más casos como el del ex gobernador de Chihuahua en otras entidades del país.