Xalapa- 2017-06-2013:07:00- Leticia Rosado / Para el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de la Universidad Veracruzana (IIHS-UV) Manuel Reyna Muñoz, el programa “Retiro Voluntario”, estaría dejando sin cotizantes al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), lo que con el tiempo sería un problema mayor para la administración estatal.

Entrevistado después que se dio a conocer que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, alista un segundo programa, en lo que va de su administración (siete meses), es una situación preocupante pero que se puede atenuar y buscar la solución correspondiente.

“Son cada vez menos los trabajadores en activo y se están incrementando los pensionados y jubilados”.

El investigador comentó que si cada cambio de administración estatal están pensando solamente en reducir su gasto, están haciendo una política errónea a mediano y largo plazo.

Que el gobierno piense -refirió- en el “hoy, mañana y el futuro, porque qué va a pasar con los trabajadores que desde hace tiempo les ofrecen una jubilación muy pobre, sin embargo otros tienen jugosas pensiones”.

Confió en que Hilario Barcelata Chávez, director del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) y el consejo directivo tengan cuidado en lo que señalan los estatutos del organismo para poder jubilar a los trabajadores con recursos que sean parejos para todos.

De seguir as la administración de Miguel Ángel Yunes Linares -dijo- y el próximo año vuelve a ofrecer los despidos voluntarios se está acortando al trabajador que cotiza al IPE y que cuenta con una pensión solidaria \”ésta se puede romper”.

Consideró que aunque este programa de retiro voluntario sea para: trabajadores de mandos medios y superiores, como de estructura con algún grado de subordinación que cuenten con plaza presupuestal de carácter directo y permanente, en algún momento, parte de estos empleados cotizaron al IPE por lo que tienen derecho a esta prestación.

Hay que recordar que, de acuerdo al Programa Estatal de Finanzas Públicas, se dio a conocer que el Gobierno del Estado, aplicará de nueva cuenta el Programa de Retiro Voluntario con el además de dejar sin empleo a cientos de burócratas, se pretende ahorrar en el próximo año y medio de gobierno alrededor de 600 millones de pesos.

Reyna Muñoz aseguró que a largo plazo esta situación afectará las finanzas del IPE, de los gobiernos estatales sea la denominación partidaria que sea: “es postergar el problema y se debe hacer una revisión de la plantilla laboral y hay que analizar si en realidad funciona este programa de retiro voluntario”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO