Fue muy comentada la fotografía de diputados locales con el gobernador Yunes Linares en la que aparece Vicente Benítez, uno de los indiciados por la sociedad veracruzana por presuntos hechos de corrupción que, se supone, es investigado por la Fiscalía General; no llegó a la diputación por la vía panista de allí la extrañeza de la fotografía. Debido a un descuido. O a que no funciona la comunicación del gobierno con la opinión pública o simplemente que ésta le tiene sin cuidado la explicación llegó tardía: las diputadas Gamboa Torales y Manterola aseguran que: “Fue una reunión oficial (…) se convocó a todos y (Benítez) fue el único que fue y a la hora de la foto no le podemos decir quítate (…) “una persona corrupta no puede formar parte de las filas del albiazul y contrariamente debe ser investigado igual que el resto de los exfuncionarios de la administración de Javier Duarte de Ochoa”. Sin embargo la opinión pública arisca como está ya no cree ni en los buenos días.