Ciudad de México- 2017-06-2309:53:17- El titular de la Secretaría de Gobernación (SG), Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que el repunte en homicidios dolosos en mayo pasado –a niveles sin precedente– se debe a deficiencias en las corporaciones locales (estatales y municipales) tanto de las policías como de instancias de procuración de justicia. ‘‘Hay regiones francamente rebasadas’’, advirtió un día después de que se dieron a conocer los datos de incremento a delitos de alto impacto.

En el caso de los asesinatos intencionales, el récord anterior lo tenía el último tramo del sexenio de Felipe Calderón (2 mil 131 crímenes de ese tipo, en mayo de 2011); en el mismo mes, pero del año en curso, se reportaron 2 mil 186 asesinatos intencionales, principalmente cometidos con arma de fuego. Osorio aseveró que la mitad de los homicidios en México están relacionados con delitos del fuero común, tales como robo, secuestro y pandillerismo.

Sin eludir la responsabilidad del gobierno federal ante esta problemática, subrayó, ‘‘advertimos también la falta de una legislación que apuntale la construcción o depuración de instituciones del sector’’. Por tanto, hizo un llamado a los legisladores a aprobar de una vez las leyes pendientes relacionadas con seguridad.

El Poder Ejecutivo envió desde 2014 una iniciativa para generar el mando único policial. Si bien han habido propuestas de distintos partidos, hasta ahora no se han concretado cambios legales en la materia.

Osorio dijo que el aumento de los homicidios responde también al reacomodo de grupos criminales; sin embargo, es fundamental la acción de gobiernos estatales y municipales para reducir la violencia provocada mayoritariamente por fenómenos locales.

‘‘A diferencia de 2011, estamos enfrentando un fenómeno de violencia, sí, con un componente federal, sí, con el crimen organizado, pero agudizando en gran proporción en delitos del fuero común que se suceden en el orden local’’, señaló durante un encuentro para hablar de leyes en favor de las mujeres.