Armando Ortiz

Pedro Canché, un periodista que fuera encarcelado por Roberto Borge logró entrar a la cárcel de Panamá donde se encuentra el exgobernador de Quintana Roo. Todo se debió a una confusión del abogado de Borge que mandó un mensaje a la persona equivocada, para autorizarle una visita a su defendido. Pedro Canché relata cómo fue su viaje a la prisión de Panamá, los requisitos que las autoridades piden para poder entrar. Incluso le llevó algo de alimento a Borge quien, señalan los guardias, se lo comió de manera ávida, como alguien que tiene mucha hambre. Los mismos guardias le contaron a Canché que a Roberto Borge lo ponen a lavar los baños, que no lo hace muy bien, que le cuesta, pero que está aprendiendo. Pedro Canche, quien fuera encarcelado nueve meses por órdenes del entonces gobernador Roberto Borge, logró tener frente a frente al preso: “A lo lejos desciende una figura con un lento caminar. Sus pasos son flojos a pesar del declive que lo favorece. Su playera azul celeste contrasta con el verde intenso de los árboles y la tierra negra de los cerros. Estrena un pantalón talla 38 de la tienda Davensa (…) Los presos de esa prisión ansían ver a sus leales familiares y sus encargos. Pero el hombre con pelo peinado hacia atrás camina como si sus piernas fueran de auténtico plomo”. ¡Qué gran oportunidad la de este periodista, contemplar en el declive a quien fuera su verdugo!

¿Y quién es Pedro Canché?, el periodista que logró ver al vencido Roberto Borge
Pedro Canché es un periodista y activista maya, quien fue hecho preso el 30 de agosto de 2014 en el penal de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, acusado de sabotaje por encabezar un bloqueo a las oficinas de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado en protesta por el aumento de tarifas. El caso fue muy sonado a nivel nacional, pues era evidente el abuso en contra de la libertad de expresión de una persona por parte del gobierno de Roberto Borge. La misma Comisión Nacional de Derechos Humanos tuvo que mandar una recomendación al gobierno de Borge para que se liberara al periodista, además de que se le indemnizara por el daño causado a su persona. Pero Roberto Borge Angulo se negaba a liberarlo ensayando argucias legales para retrasar su salida. ¿Qué sentiría Roberto Borge al ver a Pedro Canché en la cárcel de Panamá donde está preso? ¿Qué sentiría Pedro Canché a contemplar a su verdugo ya vencido, aprendiendo a lavar baños? Finalmente, el tiempo y nuestras acciones son las que nos ponen en el lugar que merecemos.

Josefina Vázquez Mota perdió, pero también ganó
Hasta el cuarto lugar se fue Josefina Vázquez Mota en elección de gobernador en el Estado de México. Ella que aspiraba y afirmaba que iba a ganar, se tuvo que conformar con un cuarto lugar. Una de las revelaciones que se hicieron en plena campaña electoral y que no cayó muy bien a la Vázquez Mota fue que se revelara que su familia, incluyendo a su padre, estaban muy metidos en el delito de “lavado de dinero”. Por supuesto que la investigación existía. Pues cuando Josefina se dio cuenta que su campaña ya no iba a remontar optó por sacarle provecho de otra manera a su candidatura. El columnista Salvador García Soto señala en su reciente columna que Josefina amagó: “o se limpiaba el nombre de su familia y la PGR exoneraba públicamente a su padre y 6 hermanos acusados de ‘lavado de dinero’ en una investigación de la SEIDO y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, o ella renunciaba ese fin de semana a la candidatura panista a la gubernatura”. Rápido en el PAN y en Los Pinos se pusieron a pensar en las consecuencias de dicha decisión, por lo que una semana antes de la elección del 4 de junio, Raúl Cervantes en un comunicado exoneró a los parientes incómodos. ¡No, pues así quién no!

Armando ortiz aortiz52@nullhotmail.com