Sociedad 3.0

Las tres estaciones de radio en frecuencia modulada adquiridas por Gina Domínguez durante su cargo como vocera de Javier Duarte serán trasladadas por el empresario Roberto Antonio Altieri Fernández a Poza Rica y los 2 técnicos que las operaban desde la avenida Orizaba en Xalapa serán despedidos, revelan fuentes cercanas al tema.

Como se informó con profusión, en enero de 2012, la ex vocera realizó un contrato por 21 millones de pesos con el empresario para instalar y operar tres frecuencias de radio: La Voz de las Huastecas, 90.7 FM, de Álamo; Viva la Cuenca Radio, 93.7 FM en Tlacotalpan, y Voz del Totonacapan, 90.3 de FM en Papantla.

Aunque las estaciones tienen sus transmisores en aquellas poblaciones, eran operadas desde Xalapa.

En el caso de la estación de Álamo –siguen revelando las fuentes- la vocera hasta compró un cerro en la pequeña comunidad Zanja del Bote, municipio de Temapache, pero para ello tuvo que allegarse la buena voluntad de los pobladores, a quienes les daba recursos y despensas de los programas sociales del Estado.

Altieri en algún momento se quejó de que Gina no le había cubierto la totalidad del dinero comprometido y sólo le había dado alrededor de 7 millones de pesos. En el caso de la estación de Tlacotalpan, el equipo estaba instalado en una recámara que le rentaba un decimista y comunicador, al cual la periodista y empresaria le quedó a deber la renta.

Por lo que respecta a las propiedades de la avenida Orizaba, donde se ubicaron las oficinas, un café y los equipos de las estaciones de radio, se le quedaron al único hijo de la hoy reclusa, Emiliano Allende Domínguez, quien se hizo famoso en redes sociales por los despilfarros que realizaba en antros de la capital poblana.