Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

21 de junio de 2017

*Y ahora quien podrá defendernos
*Hasta Coparmex prepara protesta

VINO A Veracruz la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta S. Jacobson, y Miguel Ángel Yunes Linares aprovechó la oportunidad para twittear: “Me reuní con la Embajadora de los Estados Unidos para hablar sobre seguridad pública, derechos humanos y desarrollo económico. Será positivo para Veracruz”, y uno se pregunta –tras el reto que la noche del martes ha lanzado un grupo de la delincuencia contra Jaime Téllez Marié y el propio Miguel Ángel-: ¿Qué tan positivo puede ser la visita de la representante de la Nación de las 50 estrellas y del odioso Donald Trump? Y es que no imaginamos al Gobernador pidiendo a la ex Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, que le mande ¡por favorcito! un piquete de “Marines Estadounidenses” para contrarrestar la inseguridad que asola a la Entidad, sobre todo ahora que la Gendarmería Nacional pareciera no encontrarle la cuadratura al círculo, acaso porque el Jefe de las Instituciones del Estado, simple y llanamente, no se ha dejado asesorar y solo desea, en reuniones del Grupo de Coordinación, que su voz sea la que se escuche. Porque no es uno, sin varios los funcionarios Federales que han comentado al reportero que cuando le sugieren al oriundo de Soledad de Doblado alguna estrategia para contrarrestar al hampa, los ataja diciendo que ya lo está haciendo, o definitivamente les ignora, lo que ha provocado que más de tres ya no asistan “si de todas formas no escucha a nadie?. Tampoco lo imaginamos hablando de derechos humanos tras los desalojos que ha ordenado en diversos puntos de la Entidad, algunos con saldos violentos como el recientemente ocurrido en el Olmo, donde un policía hirió a una mujer, o los vecinos que en lugar de agua recibieron una garrotiza.

PORQUE LO ocurrido frente a las oficinas particulares de Téllez Marié -sobre la calle Iturbide, entre 20 de Noviembre y La Fragua, a unos metros del Hospital General del puerto, en plena zona centro-, no es poca monta, ni puede considerarse un acto aislado, ya que la cartulina dejada por un grupo fuera de la ley lo amenaza directamente, muy a pesar de que el inmueble cuenta con vigilancia día y noche, pero no suponemos que Yunes se lo haya contado a Jacobson. No es común, al menos no en Veracruz, que desconocidos desciendan de dos unidades con toda tranquilidad, dejen sobre la banqueta bolsas conteniendo cuerpos descuartizados, coloquen una cartulina y, acto seguido se retiren poniendo en evidencia que el propio Secretario de Seguridad Pública carece de una estrategia en la materia, pues hasta donde se sabe, no cuenta con cámaras de circuito cerrado y sus guardias duermen la mona o se ausentan para comer o cenar, dejando abandonado el inmueble, al parecer, de su propiedad.

LA ALARMA ha sido mayor, porque la gente común se cuestiona: si eso le hicieron al titular de seguridad ¿Qué nos espera a nosotros?, y vaya que tienen razón. Apenas el jueves 15 de este mes, sujetos armados despojaron de 300 mil pesos a un cuentahabiente que acababa de retirarlos de la sucursal Santander ubicada en el centro comercial Plaza Américas de Xalapa –que se supone cuenta con vigilancia-, y el asalto fue a plena luz del día, alrededor de las 13:20 horas. De acuerdo con la versión del agraviado a elementos policiacos, acababa de retirar el dinero en efectivo, y al salir fue interceptado por varios sujetos armados que lo encañonaron para robarle y, posteriormente, huir a bordo de un automóvil Ford, color gris, con placas de circulación del Estado de Zacatecas, y aunque salir de la plaza es difícil ya que se tiene que pagar, los ladrones huyeron como Juan por su casa…

PESE AL hecho que puso en alerta a quienes acuden a retirar efectivo a la sucursal, cinco días después, concretamente, el martes 20, sujetos armados –que podrían ser los mismos- asaltaron a otro cliente despojándolo de 200 mil pesos en efectivo que acaba de retirar de la misma sucursal Santander ubicada en Plaza Américas. Los ladrones, a diferencia del primer caso, huyeron en una motocicleta, y otra vez el asalto se registró a plena luz del día, esto es, alrededor de 13:25 horas, cuando Alberto Hernández salía de la citada sucursal y al circular en su automóvil por la avenida Arco Sur, fue interceptado por dos sujetos armados que lo despojaron, lo cual indica que dentro del banco opera algún “halcón” que se hace pasar por cuentahabiente para vigilar los movimientos que se hacen o, simple y llanamente, personal de Santander podría estar involucrado.

PERO INSISTIMOS. Eso, comparado con los cadáveres abandonados frente a las oficinas particulares de Téllez Marié es un agravio severo no solo al Secretario de Seguridad Pública sino al propio Gobierno del Estado que no da una en la materia, pues a diario ocurren entre 5 y 9 homicidios dolosos, y en muchos casos las víctimas son arrojadas en despoblado, descabezados o desmembrados, y en el peor de los casos, inhumados clandestinamente sin que ocurra nada, por el contrario, los crímenes se acentúan, a tal grado que la sociedad trabajadora y pacífica, antaño ajena a esos hechos, hoy es actora involuntaria sacrificada.

SEGÚN CIFRAS del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en 17 entidades se dispararon en Mayo los homicidios dolosos, siendo estas: Chihuahua, que pasó de 100 crímenes en abril a 140 en Mayo; Colima, que pasó de 33 a 52; y Ciudad de México, de 91 a 103 casos; Guerrero, de 189 a 216; Nuevo León, de 54 a 75; San Luis Potosí, de 24 a 44; Tamaulipas, de 45 a 72; y Veracruz, de 116 a 137 asesinatos, lo que indica que se están cometiendo 5 homicidios diariamente en el Estado, algo que el Gobernador Miguel Ángel Yunes ofreció resolver en seis meses, aunque la realidad terminó por rebasarlo, enfocado como ha estado en perseguir y encarcelar a duartistas pero, al mismo tiempo, negociar con algunos y hacerlo intocables por razones que se desconocen, como son los casos de Vicente Benítez, ex oficial mayor de la Secretaría de Educación y ex tesorero del Estado a quien el mandatario califico de corrupto y ahora hasta se toma fotografías con él, o el ex contralor del Estado, Ricardo García Guzmán a quien el propio Yunes llamó “tapadera de Duarte” y, posteriormente lo promovió para la alcaldía de Pánuco. Sin duda, algo se tiene que hacer, porque Veracruz está desborado, y al paso que vamos, Yunes terminará por imitar al duartismo y asignar escolta personal a sus funcionarios y a los empresarios afines, en tanto otros, como los de Coparmex Veracruz planean ya una gran manifestación y cierre de negocios, en respuesta a la incapacidad del actual Gobierno por brindarles seguridad pero, de paso, por las millonarias deudas que aún no les pagan. OPINA carjesus30@nullhotmail.com