Para evitar discusiones inútiles Andrés Manuel López Obrador adelantó a los Consejeros de su partido, reunidos en su III Asamblea Nacional, que no habría alianzas ni con el PRI, el PAN, el Panal, Movimiento Ciudadano, tampoco con el PRD pues estos demostraron se “mercenarios”, solo harán alianzas con el Partido del Trabajo y los ciudadanos afines a su proyecto de nación. ¿Hubo alguna voz en contra de esa propuesta? ¡Ninguna! La propuso Andrés Manuel y por él suficientemente discutida fue aprobada por unanimidad, faltaba más. Eso sí, los ciudadanos interesados en sumarse a esa democrática propuesta deben hacerlo antes del 3 de septiembre, después será difícil entrar al México de la esperanza. Como fenómeno social y político Andrés Manuel López Obrador merece reconocimiento, no es poco sostener un discurso contestatario y permanecer incólume en el escenario político nacional como él lo ha hecho, hasta allí es toda una revelación, el problema es que quiere ser presidente y está en juego el destino de México.