Aunque el debate ya es tardío porque debió hacerse antes de iniciar la obra nunca está de más expresar coincidencias y rechazos respecto de las acciones de quienes gobiernan, porque al menos se concluye que no siempre la sociedad tiene la última palabra y que los gobernantes finalmente imponen sus criterios. Sucede con la obra de “remodelación” del pavimento de la calle Enríquez, de la cual el Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Xalapa A.C. (CICX), Enrique Bonilla Lajud opina que “es atinada” “para mejorar la imagen urbana del Centro Histórico”, pero no opina igual Manuel Carías, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Carlos Nachón Aguirre”, para quien esa obra es innecesaria: “Los recursos que se están utilizando para estas obras en el centro, servirían mucho para mejorar zonas de la periferia” y la califica de “obra de relumbrón”. Tarde, muy tarde.