Dialogando
Por Abel Domínguez
25 de julio de 2017

Para 2018, México vivirá la elección más grande de la historia, 30 comicios locales, entre ellos nueve de gobernador- incluye a nuestro dañado Veracruz-, la elección presidencial, la del Congreso federal y en la Ciudad de México; es prudente preguntarse si los ciudadanos están preparados para salir a votar de manera responsable e inteligente, no hay que olvidar que el voto de castigo no ha dado los resultados esperados, al menos en Veracruz. Tampoco el voto que significó “quítate tú para poneme yo” para el caso EPN, sin comentarios.

También habrá que cuestionar la capacidad del INE y de los OPLE, Coahuila, Estado de México y Veracruz 2017 son un botón de muestra; rebase de tope de campaña y elección de Estado sin que éstos órganos electorales muestren su capacidad y, más allá, su independencia del gobierno y de los partidos políticos, dependencia y burocracia los hacen complices de una democracia a medias, de una democracia de papel; no dieron el ancho en 2017, qué podemos esperar para el próximo año que arrancó desde el 5 de junio.

Para 2018, a nivel de presidencia de la república, todo apunta a que hay que sacar al PRI de los Pinos, con ello hay pronunciamientos referentes a un frente amplio opositor o alianzas diversas, los actores políticos jugando sus cartas, soltando a sus negociadores y esperando el “mejor momento político”  contra reloj, ellos en su juego y en algunos casos, suena más a negocio, pero, tú ciudadano mexicano, veracruzano qué estás pensando, qué estás haciendo?. Por sacar al PRI, que sí hay que sacarlo, estamos dispuestos a pagar el costo político y social?, Sabemos porque significa un gobierno híbrido- Veracruz, PAN PRD- y sabemos que significa un gobierno populista? Es pregunta y es invitación a prepararnos para 2018. Me fui