Ciudad de México- 2017-07-1009:26:40- Agencias /AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aseguró que la preocupación por la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal es generalizada, ya que la liberación de reos cuyos delitos no son considerados como graves en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, será no sólo en la capital, ya que la interpretación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es aplicable para todos los estados de la República.

Ante ello señaló que los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), definen las estrategias jurídicas a seguir, entre ellas dijo, solicitarán al Congreso de la Unión la ampliación del catálogo de delitos graves establecidos en el Artículo 19 constitucional.

“Porque si bien en la metrópoli se prevé que cuatro mil reclusos puedan abandonar las cárceles, la cifra se incrementará a muchos miles, si se toma en cuenta a todas las entidades del país”, subrayó.

“Creemos que esa es una forma importante en la que se puede trabajar y obviamente afinar también varios artículos de que tenemos del Código Nacional de Procedimientos. Mañana -hoy- nos vamos a ver porque tenemos el aniversario de Conago y el izamiento de banderas y vamos a comentar con muchos gobernadores.

Con muchos de ellos ya estamos platicando, platicamos algo con Puebla, platicamos con Hidalgo, con Chihuahua, y todo mundo está preocupado por esto”, comentó Mancera Espinosa.

Revisión minuciosa

Mencionó que en este tema la participación de los Ministerios Públicos será muy importante ya que tendrán que revisar caso por caso para evitar que, por algún vacío legal, los abogados aprovechen e intenten liberar a quien en la comisión de un delito haya atentado en contra de la integridad de un tercero.

Indicó que hasta el momento en la CDMX ningún preso se ha acogido al Nuevo Sistema de Justicia Penal, pero se espera que, con los criterios establecidos por la Corte, en breve comiencen las solicitudes para ello.

“Hablé con el procurador General de la República y él está en el estudio, ya ordenó un estudio también y yo creo que vamos a tener puntos de coincidencia. ¿Con esto urgen ya las reformas al Sistema Penal? Urgen, yo voy a seguir insistiendo, sé que hay muchas voces que salen en contra, pero ahí están los hechos”.

El también presidente de la Conago sostuvo que en la capital se implementarán acciones específicas en donde sea necesario para evitar que, con la salida de presos que para las leyes locales son peligrosos, no así para la Constitución, la incidencia criminal se dispare.

Atentos

“Vamos a estar muy atentos, todos los días la Ciudad de México se están presentando, está poniendo a disposición, está capturando en flagrancia, está ejecutando órdenes de aprehensión, entonces esta operatividad no se detiene y obviamente vamos a reforzar donde se tenga que reforzar”, agregó el mandatario capitalino.

Según el Artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos los delitos por los cuales no tendrían beneficio a la libertad los internos de las cárceles en el país, son delincuencia organizada; homicidio doloso; violación; secuestro; trata de personas.

Asimismo, en este rubro están los delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos; así como Delitos graves que determine la Ley en Contra de la Seguridad de la Nación, el Libre Desarrollo de la Personalidad y de la Salud, quienes estén procesados por cualquier otro, podrían dejar la prisión de acuerdo con la interpretación de la SCJN.

LAS FALLAS EN EL NUEVO SISTEMA PENAL POR ERRORES DE POLICÍAS Y FISCALES: SCJN

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío Díaz, dijo que no se requiere ampliar el catálogo de delitos graves en el nuevo Sistema Penal para evitar las fallas que hasta ahora se han registrado, como la liberación de reos e imputados por delitos de cuello blanco o portación de armas.

Esto significaría regresar al sistema del que se tiene conocimiento que ha fallado, dijo luego de la sesión del Pleno de la Corte.

Afirmó que hace falta que cada uno de los actores en el proceso penal haga un autodiagnóstico en el que se reconozca que no se obtuvieron los resultados planeados y, sobre las fallas identificadas, se busque una solución que evite causar mayores daños a la sociedad que hoy cuestiona la efectividad del nuevo sistema.

Previsibles

Comentó que no se puede afirmar que las fallas no eran previsibles, pues desde la reforma de 2008 se realizó un cambio total en la justicia penal mexicana mismo que amplió su espectro con la reforma en materia de derechos humanos que creó un sistema hipergarantista que desde entonces anunciaba la necesidad de una mayor preparación de los operadores.

“Entonces la reforma de 2008, la ley de Amparo, la ampliación de la protección de los derechos humanos y la falta de capacitación de los operadores, nos dan el resultado no deseado que hoy estamos viendo”, explicó.

Para el ministro, los eslabones más débiles del sistema son las policías, los integrantes de servicios periciales y los fiscales que han demostrado que no construyen bien sus acusaciones

y se enfrentan a la dificultad de identificar los delitos conforme a los requisitos contenidos por la ley.

Advirtió que, de no tener especial cuidado en mejorar, capacitarse, enmendar los errores hasta ahora identificados, el problema puede trascender a la contienda electoral.