Xalapa- 2017-07-2809:46:08- Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
A partir del próximo lunes 31 de julio el Servicio Nacional de Empleo desaparecerá en todo el país debido a insuficiencia presupuestal, anunció Alma Rosa Hernández Escobar, directora general de esa institución en el estado de Veracruz.

Con ello se afectará a quienes esperaban las Ferias del Empleo como alternativa para una fuente laboral; a los jornaleros que viajaban al extranjero; y hasta al propio personal del SNE, que ahora quedará desempleado y quizás sin liquidación.

Explicó que la medida tomada a nivel central obedeció al recorte en los recursos a nivel federal y por ello se cerrarán las oficinas en toda la República Mexicana, no nada más en el estado de Veracruz.

Exdiputada local panista, Hernández Escobar fue designada para el SNE en la entidad en diciembre del 2016, días después de iniciada la administración estatal de Miguel Ángel Yunes Linares.

No tardó en comenzar a señalar las limitaciones económicas y a principios de julio ya había señalado un recorte de 47 por ciento en el presupuesto de esa institución para programas de becas y apoyo a microempresas, lo que atribuyó a incumplimiento del gobierno estatal anterior en el convenio de colaboración, equivalente a casi 40 millones de pesos.

En el peor momento

Ahora dijo que el Servicio Nacional de Empleo baja su cortina el 31 de julio de 2017 y lo más preocupante es que lo hará en un momento cuando el desempleo sigue creciendo en niveles drásticos.

En la entidad el SNE atendía un promedio de 160 mil veracruzanos, y se procuraba colocar la mano de obra en alguna empresa a través de las ferias o se daba capacitación en algún oficio para el autoempleo.

El saldo inmediato del cierre de oficinas del Servicio de Empleo es que se suspenderán más de 15 Ferias del Empleo y más grave aún, el Programa de Jornaleros que atendía a más de 12 mil campesinos veracruzanos quienes lograban viajar a estados del norte e incluso a Canadá y Estados Unidos.

Incluso hay 6 mil jornaleros fuera de la entidad y en el extranjero, pero ya no saldrán quienes estaban programados para emigrar.

La aún funcionaria resaltó que ya se habían ejercido los 10 millones de pesos del presupuesto asignado por el Servicio Nacional para Veracruz y no queda un centavo en caja para poder operar absolutamente nada.

De hecho, las 6 unidades existentes en la entidad empezaron la entrega-recepción y con ello un centenar de empleados quedarán sin su fuente de ingresos y con la incertidumbre respecto a una liquidación.

‘CORREN’ A SUS EMPLEADOS

Trabajadores del SNE, con sede en Poza Rica, recibieron notificación verbal, de parte de su coordinador regional, sobre que el último día de julio concluyen sus servicios.

Algunos de los trabajadores con antigüedad de 8 a 30 años manifestaron su inconformidad e incertidumbre ya que se les dio a conocer esta determinación del Gobierno Federal mientras se encontraban en periodo de vacaciones y desconocen sobre el pago de prestaciones.

Son 11 trabajadores que laboran en el módulo del SNE instalado en Poza Rica para atender 36 municipios de la zona norte de Veracruz con la promoción de programas de apoyo al empleo, cuyos recursos provienen del Gobierno Federal.

Cinco tienen como patrón al Gobierno estatal y recibieron la misma notificación, incluso el propio coordinador que laboraba desde apenas hace 6 meses.

Esto generó enojo para algunos de los empleados, pues aunque promueven la oportunidad de empleo, ahora quedarán fuera sin un documento oficial que los avale. En tanto, se les solicitó que desalojaran sus pertenencias de las oficinas del SNE.

Para hoy, los trabajadores del SNE planean a primera hora una manifestación frente al Palacio Municipal de Poza Rica, para exigirle a la Secretaría de Trabajo, en sus dos niveles de Gobierno federal y estatal, que den cuentas de esta.