Xalapa- 2017-07-1318:37:10- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

La anterior Legislatura estatal adquirió el fallido Banco de Información Municipal (BIM) para que los municipios cumplan con la fiscalización de sus recursos.

Sin embargo, dicho sistema nunca funcionó y ya colapsó, pese a que se afirma de forma extraoficial que costó más de 400 mil pesos.

Por lo anterior, el presidente de la comisión de Vigilancia, Juan Manuel de Unanue Abascal, señaló que procederán legalmente en contra de los integrantes del Congreso anterior que compraron el sistema para el BIM.

“En su momento el jurídico tuvo que haber puesto la denuncia correspondiente, es un sistema por el cual a la Secretaría de Fiscalización le llegan los informes municipales de manera digital y este sistema lo compró la anterior Legislatura pero con toda la información que llega se colapsó”.

Comentó que la denuncia correspondiente en contra de los responsables de adquirir el sistema ya se presentó o se presentará por parte del actual Congreso del Estado.

Esto debido a que desde el mes de enero el actual secretario de Fiscalización, Cuauhtémoc Pola Estrada, advirtió que tenía que recibir la documentación de los ayuntamientos de forma física por el colapso del sistema.

“La Secretaría de Fiscalización de esta Legislatura no puede hacer su trabajo con esa herramienta; en enero el secretario (Cuauhtémoc Pola) nos hizo llegar un oficio comentándonos que se había colapsado el sistema.

“No nos indicó nada más y dimos por entendido que ya se había reestablecido, pero la semana pasada en la comisión permanente de Vigilancia solicitó que interviniéramos para adquirir uno nuevo, pero eso no es posible por la escases de los recursos”, observó.

Observó que el BIM tenía como finalidad facilitar que los municipios presenten sus informes financieros de forma virtual.

El diputado del PAN dijo que por ahora desconoce el nombre de la empresa encargada de proveer el sistema, así como el gasto que significó para el Congreso anterior.

No obstante, subrayó que a la fecha el proceso de fiscalización se ha cumplido en tiempo y forma, sobre todo luego de que en la sesión pasada se aprobó que la información se entregue de forma física a la Legislatura.