Por si acaso…
Por Carlos JesúsRodríguez Rodríguez
27 de julio de 2017
*Pepe, MiYuMa y Cuitláhuac
*Cuotas de género obligatorias

YA ES un hecho que José Francisco Yunes Zorrilla será el candidato del PRI a la Gubernatura del Estado, pero falta definir quiénes serán los abanderados al Senado, en este caso hombre y mujer –debido a las reformas a la Constitución y al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales), y lo mismo ocurre en el PAN-PRD donde, salvo presiones de último momento, Miguel Ángel Yunes Márquez fungirá como abanderado de esa coalición a la primera magistratura de la Entidad, pues incluso ya realiza recorridos en diferentes municipios acompañado de su papá, el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. Y es que de acuerdo con la nueva regulación del Cofipe: “es derecho de los ciudadanos y obligación para los partidos políticos la igualdad de oportunidades y la equidad entre hombres y mujeres para tener acceso a cargos de elección popular” de acuerdo al artículo 4.1, en tanto que el 38.1, inciso S establece que: “los partidos políticos tienen la obligación de garantizar la participación de las mujeres en la toma de decisiones en las oportunidades políticas” por lo que: “Promoverán y garantizarán en los términos del presente ordenamiento (el Cofipe), la igualdad de oportunidades y la equidad entre mujeres y hombres en la vida política del país, a través de postulaciones a cargos de elección popular en el Congreso de la Unión, tanto de mayoría relativa como de re-presentación proporcional (artículo 175.3).

EN ESE sentido, tanto el PRI como la alianza PAN-PRD deberán postular para el Senado hombre y mujer, y en el primer caso surgen nombres como el del alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez; el de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol, o hasta el Presidente del Comité Estatal del “tricolor”, Renato Alarcón, aunque anotados están muchísimos más que provienen del sector obrero el sindicato de Pemex, CTM y ferrocarrileros, pero los tres primeros son los más fuertes. Por el lado de las mujeres comienzan a tejer sus redes la ex diputada local y Federal, ex alcaldesa y actual delegada del ISSSTE en el Estado, Elizabeth Morales García, y en ese tenor se encuentra Anilú Ingran Ballines, delegada de la Secretaría de Desarrollo Social, y hasta la secretaria general del PRI Estatal, Regina Vázquez Saút. Por la alianza PAN-PRD se mueven Julen Rementería del Puerto, actual Secretario de Infraestructura y Obra Pública y ex diputado Federal; José de Jesús Mancha, dirigente Estatal del PAN, y Cinthya Lobato Calderón, ex diputada Federal y actualmente legisladora local. Hay versiones de que el PRD exigiría su cuota para mantener la coalición, por los que Arturo Herviz Reyes ya empuja a Yazmín Copete Zapot, algo que ocurriría en el PRI si fuera en alianza con el Partido Verde Ecologista de México

PERO EL proceso electoral del 2018 trae ciertas novedades, entre otras que los diputados locales en funciones puedan optar por la reelección –como, seguramente, ocurrirá con María Josefina Gamboa Torales y Bingen Rementería Molina por Veracruz 1 y 11; Cinthya Amaranta Lobato Calderón, por Xalapa –si es que le cierran las puertas para la Federal o el Senado-; Mariana Dunyasca García Rojas por Medellín e, incluso, Juan Manuel Unanue por Boca del Río que serían los más cercanos a Miguel Ángel Yunes Márquez y a los afectos del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. No se descartan intentos de relección de Rodrigo García Escalante, por Pánuco, y hasta de Yazmín Copete Zapot en caso de no “amarrar” la postulación al Senado, y hasta de Juan Manuel del Castillo y Vicente Benítez con tal de seguir gozando del fuero constitucional que les proteja contra actos de justicia.

POR EL Movimiento de Regeneración Nacional, los probables abanderados al Senado serían el ex candidato a la Gubernatura y actual diputado Federal, Cuitláhuac García Jiménez, además de Norma Rocío Nahle García, legisladora Federal que funge como Coordinadora del Grupo Parlamentario de su partido en la Cámara de Diputados aunque, también, la quiere Manuel Huerta Ladrón de Guevara, dirigente Estatal de MoReNa y Amado Cruz Malpica, diputado local. Del resto de los partidos se desconoce quiénes irían, aunque muchos formarán parte de alianza ya sea con MoReNa, PRI o PAN-PRD.

PERO COMO fuera, lo elemental será cumplir con la equidad de género, porque, en pocas palabras, los procesos electorales a todos los niveles que habrán de celebrarse en el 2018 incluirán por mandato constitucional y de ley la paridad de género, lo que, seguramente, provocará grandes fricciones y muy probablemente cuadros indigeribles de sexismo y machismo en contra de candidatas a todo nivel. Y es que la paridad política es un derecho de género que conceptualmente se inscribe en el derecho a la igualdad política como principio elemental de la sociedad democrática. La igualdad política entre hombres y mujeres tiene que ser construida a partir de la paridad de género, y contra esta se levantan prejuicios muy poderosos. La idea muy extendida de que las mujeres deben reservarse a las tareas del hogar y la familia, y jugar un papel segundario o nulo en los asuntos políticos es el mayor de ellos, y el que más riesgos implica para la participación política de las mujeres, ya que en México la mayor parte de las actividades profesionales, incluida la política, son principalmente masculinas, a pesar del empuje que han tenido esos movimientos.

DICE EL artículo cuarto constitucional tras la reforma que se realizó al respecto que: “el varón y la mujer son iguales ante la ley. Ésta protegerá la organización y el desarrollo de la familia”. Y es que Cofipe prevé, también, la consecuencia jurídica para el caso de que los partidos no respeten los señalamientos respecto a las cuotas de género (artículo 175-C): si los partidos no cumplen con los artículos 175-A y 175-B, el Consejo General del IFE les requerirá para que en un plazo de 48 horas, a partir de la notificación, rectifiquen la solicitud de registro; si no proceden a tal rectificación, el INE les impondrá una amonestación pública y les dará un nuevo plazo de 24 horas para que haga la corrección; si no se hace en ese tiempo, el INE sancionará al partido correspondiente con la negativa del registro de las candidaturas de que se trate. Estas reglas no se aplicarán para las candidaturas de mayoría relativa que sean resultado de un proceso de elección mediante voto directo. Así las cosas. OPINA carjesus30@nullhotmail.com