Caja de Cristal
Filiberto Lozano Romero

 

¿Quién es el  abogado  de Javier Duarte?

Su defensa  puede ser constitucional y legalmente correcta, pero nunca será ética.

El abogado mejor cotizado de Jalisco y en la actualidad de la ciudad de México,  es de formación penalista, egresado de la Universidad Panamericana, compañero del señor Enrique  Peña Nieto y ampliamente conocido en el círculo de los  amigos del Presidente. Cuenta con estudios de posgrado en materia de Amparo y Derecho Constitucional.

De origen costarricense, Marco del Toro Carazo es familiar cercano  al ex presidente de ese país, Rodrigo Carazo Odio. Los despachos del consultor legal están ubicados en las zonas exclusivas de Guadalajara, como en la colonia Country Club, en la ciudad de México, y su despacho jurídico los conforma un equipo de 11 abogados que ganan entre 100 a 150 mil pesos mensuales.

El catálogo de clientes del despacho Del Toro Carazo es variado. La mayoría son actores políticos como el ex subprocurador Víctor Arvizu o el actual gobernador Aristóteles Sandoval, líderes sindicales como Napoleón Gómez Urrutia y la maestra Elba Esther Gordillo, ex lideresa del SNTE.

El litigante presume su poder económico en cada festejo que realiza. Sus intereses políticos y económicos van ligados al poder que comenzó al lado de  César Nava, ex secretario particular de Calderón.

En el 2002, Del Toro Carazo obtuvo uno de sus mayores éxitos profesionales y económicos, al ser nombrado como coadyuvante de la PGR para el caso del llamado Pemexgate. Así que él mejor que nadie sabe los intestinos de la Procuraduría General de la República.

La amistad con Nava durante el sexenio panista le generó buenos dividendos. La paraestatal le pagó al litigante una cantidad aproximada a los 3 millones de dólares por la representación legal hecha  en favor de Petróleos Mexicanos

Eso le valió que fuera más tarde el representante legal del ex subprocurador Víctor Arvizu, quien en el 2007 acusó al entonces procurador Tomás Coronado Olmos por corrupción de menores, un tema a que a la larga ganó el funcionario estatal, lo que significó un revés al abogado de acuerdo a la averiguación previa 187/2007-V”.

Los casos en la Sofom le dieron amplia relevancia mediática al tomar la defensa de la familia Pérez González, cuyos miembros invirtieron una fuerte cantidad de dinero en una Sofom denominada Rym Capital, propiedad de Raúl Yaqui Mario Corona Acosta, quien defraudó a más de 100 personas por un monto de 500 millones de pesos.

El costarricense Marco del Toro representó al hoy gobernador Aristóteles Sandoval, a la sazón presidente municipal de Guadalajara, pues varios de sus colaboradores habían sido acusados por la empresa española Equipamiento Urbano de México, porque se alegaba que se les había retirado la exclusividad.

Del Toro ha ocupado cargos directivos en la Barra Mexicana, Colegio de Abogados. Aquí es donde puede verse una ventajosa estrategia  por haber sido  contratado para  la elaboración de leyes de la bancada del PRI en diversos proyectos de reformas legislativas.

En suma, hay en conclusión una serie de dudas razonables:

¿Quién le sugirió  a Javier Duarte al abogado para que se encargará de su defensa? ¿Habrá éste asesorado al actual diputado Vicente Benítez en la compra de bienes inmuebles por aquellos rumbos de Costa Rica? Es algo que el aparato de Miyuli debería investigar.

Su frase, que repite una y otra vez en sus exposiciones en los cursos de  formación de abogados es la siguiente: “El día que pierda una defensa penal no sé qué me va a pasar, voy a acabar con un psiquiatra o psicólogo”

Cuando él analiza de fondo sus asuntos tiene la convicción de que los resultados le deben ser positivos.

Otras dudas razonables que desde ahora tenemos que plantearnos todos los veracruzanos es quién ganará el juicio sobre corrupción más sonado en la Historia de México.

¿El abogado defensor Del Toro perderá el juicio e irá al psiquiatra?  Por lo pronto,  hay ocho millones de veracruzanos que siguen reclamando justicia.

LO URGENTE.

La PGR debe apresurar la integración de más carpetas de investigación para acumularlas en contra del exgobernador.

LA PRIORIDAD

Aclarar el grado de participación de la señora abundancia Karime Macías para bien de la verdad y de los veracruzanos. Y si el gobernador de Veracruz declara como testigo de cargo, es un derecho de la defensa formular interrogatorios y contrainterrogatorios,  un audiencia que sin duda será de pronóstico reservado.

Un testigo de lujo de la vieja y tradicional escuela penalista de formación inquisitoria, que representa un estado agraviado y el abogado defensor de Javier Duarte que, como ya se vio, maneja  el sistema penal adversarial acusatorio mejor que los  fiscales, uno ganará o perderá votos, el otro uno que otro millón que ya nunca aparecerán.

Por hoy la Caja de Cristal se cierra.