No le fue bien a Duarte de Ochoa cuando pretendiendo citar a Santiago Montoto (sin referirlo), repitió su sentencia: “En Sevilla hay que tener paciencia y prudencia, verbal continencia; no exhibir excesiva ciencia, y presencia y ausencia según conveniencia”. Duarte la memorizó pero recitó mal porque en vez de continencia dijo contingencia. Pero, en todo caso volverá a México cargando sus culpas en reclusión, por lo que la ausencia no será posible (salvo muestras de alienación mental), requerirá de mucha ciencia jurídica para sortear con éxito las acusaciones, tendrá que ser prudente para no molestar de más al gobierno federal y en cuanto a la continencia verbal, eso sí será de acuerdo a las contingencias.