Coatzacoalcos- 2017-07-1715:10:24- Gerardo Enríquez/ La empresa Aldesa Construcciones S.A de C.V., responsable del socavón ocurrido en la autopista a Cuernavaca que le costó la vida a dos personas, es la misma empresa que fue beneficiada por la SCT con el contrato para la ampliación de la carretera Costera del Golfo, también llamada Coatza-Villahermosa, en el tramo de la caseta de cobro del puente Uno hasta el entronque a Nanchital, pero la dejó abandonada luego de cobrar el 30 por ciento de anticipo y los trabajos están abandonados.

Según informes obtenidos por Diario del Istmo, la empresa que es de origen español, ha sido beneficiada con millonarios contratos de obra en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes principalmente en el rubro de carreteras y ha trabajado en varios estados de la República, pero siempre ha incumplido con los trabajos y además ejecuta obras de pésima calidad, como quedó demostrado en el ya famoso “Socavón de Cuernavaca” ocurrido el pasado lunes, en donde murieron dos personas.

Se presume que el dueño de la empresa, mantiene fuertes relaciones con el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, pues del año 2012 a la fecha, la empresa ha sido beneficiada con un total de 21 contratos por más de tres mil millones de pesos.

La SCT le dio diez contratos; Caminos y Puentes Federales, le entregó otros dos y también recibió dos contratos por parte del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México. En la zona sur la empresa Aldesa Construcciones fue beneficiada en el año 2015 con el contrato de Obras para realizar la ampliación de la carretera de Cuatro Carriles en el entronque del Crucero a Nanchital, hasta la Caseta de Cobros del Puente Coatzacoalcos Uno, con un costo total de 240 millones de pesos, sin embargo sólo cobró el anticipo de 70 mdp y se fueron dejando abandonada la obra.

En Coatzacoalcos la empresa Aldesa tenía sus oficinas en la avenida López Mateos casi esquina con Guanajuato en la colonia Petrolera, pero desde hace un año las oficinas de dicha empresa permanecen cerradas y no hay nadie que dé la cara.

A la Unión de Transportistas de Materiales les quedó a deber la cantidad de 500 mil pesos por concepto de acarreo de triturado y material que serviría de relleno para la ampliación de la carretera, obra que dejaron inconclusa.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO