Rosendo Salgado Vázquez está acusado de acoso sexual, y por tal motivo la Comisión Nacional de Honor y Justicia de MORENA decidió suspenderle sus derechos partidistas y destituirlo de la dirigencia de ese partido en Durango. No es el primer militante de MORENA en tesitura comprometida, así estuvo, por ejemplo, Eva Cadena en Veracruz; la condición por la que se acusa a Salgado nada tiene que ver con su militancia política, pues en otros partidos también ocurre ese fenómeno. Pero es muestra que si MORENA hace gobierno, pronto tendríamos conocimiento de actos de corrupción en el gobierno, y nada raro sería porque sus militantes no vienen de marte, sino fieles seguidores del “quítate tú para ponerme yo”.