Coatzacoalcos- 2017-07-1919:53:49- Gerardo Enríquez/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Petróleos Mexicanos importará mensualmente por el Puerto de Coatzacoalcos 1.5 millones de barriles de crudo ligero procedente de Estados Unidos, el cual será refinado para el consumo nacional ante la baja producción que se ha tenido en los últimos meses en los campos petroleros de la Sonda de Campeche, Tabasco y Veracruz.

A partir del próximo 30 de julio arribará el primer embarque de 500 mil barriles de crudo ligero procedente de un puerto de los Estados Unidos, el cual será descargado en los muelles de la Terminal Marítima de Pajaritos y luego distribuidos en las refinerías del país, en donde será procesado para convertirlo en combustible y diesel y cubrir la demanda del mercado nacional, que en algunas regiones del País presenta desabasto.

Serán 3 embarques mensuales de 500 mil barriles de crudo ligero cada uno ellos, los que lleguen al Puerto de Coatzacoalcos durante los próximos seis meses por lo menos, con lo Pemex esperaa estabilizar la demanda del consumo en el mercado nacional, mientras se explotan otros yacimientos de producción que se han descubierto en la zona del Golfo de México y en el norte del estado de Veracruz.

Hasta el momento Pemex no ha manifestado públicamente cual es la cantidad que pagó por la adquisición mensual de 1.5 millones de toneladas de Crudo Ligero a una empresa de la Unión Americana, producto que vendrá a sustituir al que se extrae de los yacimientos petroleros de la Sonda de Campeche y el estado de Tabasco respectivamente.

Por qué importar petróleo (El Financiero, 5 de septiembre de 2015)

México produce 2.247 millones de barriles diarios de petróleo crudo y por ello es el décimo productor de petróleo en el mundo, ¿para qué necesita traer más de otro país?

La respuesta está en el Sistema Nacional de Refinación (SNR). Para entender por qué está ahí el problema hay que recordar que existen diferentes tipos de crudo, hay crudos superligeros, ligeros, medianos, pesados y extra pesados.

Lo que sucede -y aquí el meollo del asunto- es que las refinerías de México están construidas para procesar crudos ligeros pues en las décadas de los años 70 y los años 80 –cuando se construyeron estas plantas- Petróleos Mexicanos (Pemex) producía primordialmente crudo ligero.

Hoy esa situación cambió. Para el segundo trimestre de este año la petrolera nacional produjo 52.5 por ciento de crudo pesado; 35.8 por ciento de crudo ligeros y 11.7 por ciento de crudos súperligeros.

Esta situación de no contar con el crudo adecuado para procesarse en las plantas mexicanas, aunada a algunas deficiencias presupuestarias, ha hecho que hoy, del Sistema Nacional de Refinación, sólo el 60 por ciento este activo, es decir, ¡un 40 por ciento de la capacidad está desperdiciada!

Por ello Pemex presentó el 8 de enero de este año una propuesta para tener el mismo trato igualitario que Canadá (único país en el mundo al que Estados Unidos le puede exportar petróleo crudo para su consumo interno).

La propuesta solicita importar hasta 100 mil barriles diarios de crudos ligeros y condensados de Estados Unidos con el propósito de mezclarlos con nuestro petróleo y mejorar así el proceso en las refinerías de Salamanca, Tula y Salina Cruz.

Sin embargo, la solicitud de Pemex al Departamento de Comercio de Estados Unidos señala que se trataría de un intercambio. A cambio de petróleo ligero, México mandaría petróleo pesado, aunque ya se exportan cerca de 800 mil barriles diarios de crudo pesado a esa nación vecina.